Seguinos en las redes sociales!
Sociedad
Alberto Arizu visitó Bariloche en el marco del torneo anual de golf que auspicia la bodega mendocina y se reunió con empresarios gastronómicos locales en Butterfly, donde se degustaron sus vinos maridados con las exquisiteces que prepara Andrés Pérez.
Buenas expectativas para los vinos argentinos
18/11/2017

Buenas expectativas para los vinos argentinos

Alberto Arizu, director comercial de Luigi Bosca, afirmó que Argentina tiene nuevos horizontes en comercio exterior y ponderó la decisión del presidente Mauricio Macri de suprimir los cambios impositivos dispuestos para la vitivinicultura.

“En términos de recaudación el volumen era insignificante, pero impactaría muy negativamente en el sector, compuesto en su gran mayoría por pequeños bodegueros”, afirmó.

Evaluó que era “un impuesto que necesariamente se traslada al precio, ello afectaría el consumo y por correlación las plantaciones de uva, en especial de los pequeños productores”. Recordó que la vitivinicultura no es un negocio concentrado, si diversificado, emplea en forma directa a 150 mil personas y triplica esa cantidad en forma indirecta. Dijo que el 60 por ciento de las tierras destinadas al cultivo de uvas están en mano de pequeños agricultores.

Alberto visitó Bariloche en el marco del torneo anual de golf que auspicia la bodega mendocina y se reunió con empresarios gastronómicos locales en Butterfly, donde se degustaron sus vinos maridados con las exquisiteces que prepara Andrés Pérez.

Con respecto a las exportaciones, reconoció que durante el 2017 crecieron un promedio del 6 por ciento en volumen, lo cual no es mucho, pero es un signo positivo. “Tenemos que seguir combatiendo el costo argentino, que es alto y nos dificulta competir en el mundo del vino”, evaluó.

Al respecto sostuvo que el alto costo no es solo un problema del tipo de cambio sino que son muchas las variables que hacen que un litro de vino argentino sea más caro al de otros países competidores. Dijo que lo positivo es que el actual gobierno ha vislumbrado el problema y que se trabaja para intentar mitigarlo. “Estas cosas no se logran de un año para otro, son aspectos económicos de largo plazo”, afirmó.

Por ello ponderó que se intente mejorar la economía y poner al país en el nuevo orden comercial mundial. “No hay dudas que si mejoramos la infraestructura, los servicios, el sistema impositivo, etc. etc. podremos mejorar el costo argentino y ser más competitivos en el mundo”, indicó. A su criterio, los vinos argentinos, están muy bien posicionados internacionalmente. (Visión Gourmet)

 

 

Compartí tu opinión sobre la nota!
  • Estoy de acuerdo
    %
  • No comparto esta opinión
    %
  • Coincido en parte
    %
Dejar un comentario