Seguinos en las redes sociales!
Los 560 kilómetros que abarca la Huella Andina, el sendero pedestre más extenso del país, es un ejemplo del trabajo mancomunado entre lo público y lo privado y de bajada en territorio del trabajo de inclusión social que impulsa el gobierno nacional.
10/08/2012

Huella Andina, 560 kilómetros a través de cinco parques nacionales

“La Huella Andina es un proyecto de fuerte inserción social que trabaja con pobladores criollos y comunidades originarias para que se trasformen en prestadores, y de esa forma, puedan obtener ingresos”, dijo la directora nacional de Desarrollo Turístico del Ministerio de Turismo de la Nación, Alicia Lonac.

El proyecto, que ya lleva 4 años de gestación, abarca 3 provincias (Neuquén, Rio Negro y Chubut); 5 Parques Nacionales (Alerces, Lanín, Lago Puelo, Nahuel Huapi y Arrayanes) y 13 localidades linderas o que directamente se encuentran en el camino de la Huella.
En el transcurso de la semana, un grupo de trabajo encabezado por la funcionaria del Ministerio de Turismo y por el vicepresidente delDirectorio de la Administración de Parques Nacionales (APN), Jorge Bernard, recorrió diversas localidades de la Patagonia Norte con el objetivo de ir preparando un mapa de servicios de la zona y para consensuar la traza con las comunidades y pobladores locales.

En tal sentido, la funcionaria explicó a los interesados el convenio firmado entre la ministra de Desarrollo Social de la Nación, Alicia Kirchner, y el ministro de Turismo, Enrique Meyer, para el fortalecimiento de emprendedores, a través de microcréditos, en el marco de la economía social.

“El éxito de la Huella Andina se basa en que el beneficio llegue a todos. Estamos en la etapa de la sintonía fina territorial, como bien dice la Presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, es decir, escuchando a todos los sectores que potencialmente se beneficien con el trazado para avanzar en el proceso de decisiones”, precisó Lonac.

Por ejemplo, en la reunión que se mantuvo con la Corporación Interestadual Pulmarí, de la comunidad mapuche, la funcionaria les aseguró que el equipo de la Huella Andina “está trabajando para que sea un proyecto inclusivo por mandato del gobierno nacional, tal como lo están realizando ustedes”.

Las reuniones se desarrollaron en Villa La Angostura, Villa Traful, Aluminé y Villa Pehuenia, en la provincia de Neuquén, con una gran concurrencia de pobladores, prestadores, funcionarios municipales y de la Administración de Parques Nacionales.

Otra de las novedades que se informó durante las reuniones fue la designación de un coordinador territorial –con financiamiento delConsejo Federal de Turismo- que se encargará de recopilar información y estar en contacto con los involucrados de los 560 kilómetros de senda.

El objetivo principal del Proyecto Huella Andina es poner en valor los recursos naturales y culturales de la zona norte de la Patagonia Andina, fomentando a través de la actividad del senderismo la práctica del turismo sustentable y el desarrollo de las comunidades locales.

Bajo el paraguas de Senderos de Argentina - una iniciativa liderada por el Ministerio de Turismo de la Nación (MINTUR) en conjunto con la Administración de Parques Nacionales (APN) y el Consejo Federal de Turismo (CFT)-, la Huella Andina es un proyecto pensado para aquellos que quieran disfrutar de los paisajes andino patagónicos a través de una red troncal de la que se desprenden diferentes senderos.

Con la filosofía de ‘conocer caminando’, la Huella Andina está dirigida a las familias y a aquellas personas sin experiencia, por lo que se trata de un circuito de nivel de dificultad bajo y medio.

“Este es un proyecto compartido. No queremos ser los dueños, por eso estas reuniones. Vamos a ir construyendo en base al consenso con todos porque se trata de un proyecto unificador e inclusivo”, concluyó la funcionaria.

En las próximas semanas continuarán las reuniones con los diferentes sectores a lo largo de todo el trayecto que transcurre por la Reserva de la Biosfera Andino Norpatagónica, declarada por UNESCO en septiembre del 2007.

Dejar un comentario