Seguinos en las redes sociales!
La presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, inauguró este jueves en Bariloche instalaciones del Centro Atómico. En la oportunidad, además se comunicó vía teleconferencia con las ciudades de Posadas, Villa María, y Rosario; y entregó netbooks del programa Conectar Igualdad.
Cristina inauguró obras en el Centro Atómico Bariloche
04/07/2013

Cristina inauguró obras en el Centro Atómico Bariloche

"Es un día muy feliz para mí, porque amo el conocimiento y el desarrollo científico", dijo Cristina. 

En el acto realizado en instalaciones del Centro Atómico Bariloche participaron además el gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck; la intendente interina de Bariloche, María Eugenia Martini; y el senador nacional Miguel Ángel Pichetto; la diputada Silvina García Larraburu, y gran cantidad de funcionarios locales y provinciales.

Estuvieron presentes la presidenta y el vicepresidente de la CNEA, Norma Boero y Mauricio Bisauta; el director del Instituto Balseiro, Rubén Oscar Fernández; y el Rector de la Universidad de Cuyo, Arturo Somoza. 

En este marco, la presidenta pidió a cada uno de los argentinos que "se empodere de esta conquistas" conseguidos en esta década y pidió distinguir "cuándo son políticas que se instrumentan a favor del pueblo de la Nación".

Dijo que "hubo momentos de la historia de este país donde se empezó a experimentar con energía industrial", y luego esto "nos fue arrebatado por proyectos que no eran nacionales ni populares", y por eso "hay que saber distinguir cuando son políticas que se instrumentan a favor del pueblo y cuales no".

"Lo que tenemos que discutir es si vamos a poner la plata en las universidades o si vamos a hacer como en otros tiempos, de reducir el presupuesto de las Universidades creyendo que así se solucionan los problemas", señaló la mandataria en Bariloche.

La Presidenta consideró que a partir de la gestión kirchnerista la Argentina "ganó en recuperación del patrimonio cultural y en reconstrucción del conocimiento nacional". "El 80 por ciento de las nuevas construcciones se construyeron en esta década; casi se ha hecho otro Balseiro", graficó.

Dijo que el país es "líder en materia de energía nuclear" y cuestionó a los críticos de su gestión que querían "reducir el presupuesto de las universidades" o a "lavar los platos a los científicos".

Además, le pidió a los argentinos que no se dejen "engañar" porque "siempre hay un proyecto nacional, una directriz". "Que no los engañen los que dicen que no hay un modelo", insistió y diferenció a quienes sostienen modelos "a favor del pueblo y la Nación o en contra del pueblo y la Nación".

Cristina celebró la inauguración de 9 universidades durante la gestión iniciada hace diez años por Néstor Kirchner, lo que encuadró en "movilidad social ascendente" y dijo que, para ella, eso se llama "inclusión y dignidad para todos los argentinos". "Son cosas que hemos logrado en esta década y tenemos que seguir profundizándolas; es necesario que cada uno de ustedes se apodere de esas conquistas", reflexionó.

Las obras

Tanto la Biblioteca Leo Falicov (un moderno edificio de aproximadamente 1000 metros cuadrados), como un Laboratorio Experimental (de unos 2000 mil metros cuadrados) fueron financiados por el Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios de la Nación y están pensados como una unidad que concentrará la actividad educativa y de investigación del Instituto Balseiro (IB), uno de los centros de formación académica de mayor prestigio en Latinoamérica.

El IB es una institución pública y gratuita ubicada en el Centro Atómico Bariloche (CAB), donde se dictan carreras de grado en Física, Ingeniería Nuclear, Ingeniería Mecánica e Ingeniería en Telecomunicaciones; maestrías en Física, Física Médica e Ingeniería y doctorados en Física, Ingeniería Nuclear y Ciencias de la Ingeniería.

Con el objetivo de formar profesionales de excelencia, el IB prepara a quienes cursan las diferentes carreras que dicta en laboratorios de ciencia y tecnología de primer nivel, acompañados por docentes que son investigadores activos en los distintos laboratorios que funcionan en el CAB. La Biblioteca La Biblioteca a inaugurarse lleva el nombre Leo Falicov en honor a un físico brillante - ya fallecido – egresado del Instituto Balseiro.

En sus modernas instalaciones albergará 22.000 libros que constituyen el acervo actual del Centro Atómico Bariloche y el mismo Instituto. Asimismo, serán trasladadas allí las colecciones de revistas científicas (aproximadamente unos 850 títulos en papel y 11.000 con acceso electrónico) y los libros y publicaciones de la Fundación Bariloche, institución que realiza sus actividades dentro del CAB.

A esta documentación se le suma un Repositorio de la producción científica generada en el CAB y el IB, incluyendo las tesis de doctorado y maestrías realizadas en el Balseiro. La Biblioteca Leo Falicov es reconocida internacionalmente a través de los servicios que brinda de manera electrónica para instituciones, profesionales, investigadores y estudiantes de todo el mundo. 

Más laboratorios para el IB

Frente al nuevo edificio de la Biblioteca, el IB inaugurará próximamente nuevos laboratorios cuyas instalaciones serán destinadas en forma casi exclusiva a la enseñanza de la Física Experimental en los cursos de grado del Instituto Balseiro, para las áreas de ciencias e ingeniería.

Ambas obras -la nueva biblioteca y los laboratorios- fueron financiadas por el Ministerio de Planificacion Federal, Inversión Pública y Servicios de la Nación.

Los fondos fueron canalizados a través de la Universidad Nacional de Cuyo -institución de la que depende académicamente el IBcon acuerdo de CNEA para realizar las obras en el predio de su pertenencia.

Las instalaciones que inaugurará la presidenta Fernández de Kirchner el próximo 2 de julio fueron concebidas para acompañar el desarrollo del Instituto Balseiro y llevar adelante sus objetivos principales en energía nuclear, salud, investigación y desarrollo y formación de recursos humanos.

En este sentido, en el año 2009 se comenzó en el CAB con el diseño y la construcción de lo que hoy son 14 nuevos edificios, cubriendo un total de aproximadamente 20.000 metros cuadrados.

Esta superficie incluye laboratorios y oficinas para albergar los proyectos prioritarios de la CNEA, entre ellos, el reactor CAREM, el enriquecimiento de uranio, el proyecto RA-10 (reactor multipropósito para producción de radioisótopos e investigación), el laboratorio de termohidráulica para ensayos de elementos combustibles, y el comienzo de la primera etapa de construcción de un Centro de Radioterapia y Medicina Nuclear.

Estas construcciones fueron complementadas con obras de infraestructura que incluyeron pavimentos e instalación de red eléctrica y de agua, fibra óptica y nuevas guardias de acceso.

Dejar un comentario