viernes 17 de septiembre de 2021
5.4ºc Bariloche

El piloto de motos Eric Palante murió durante la quinta etapa del Dakar

Eric Palante, a bordo de una moto, fue encontrado muerto a las 8.30 de la mañana por causas que se investigan, en el kilómetro 143 del especial de ayer, en el tramo de Chilecito y Tucumán.

El piloto de motos Eric Palante murió durante la quinta etapa del Dakar
viernes 10 de enero de 2014

El cuerpo de Palente, de nacionalidad belga, fue encontrado a las 8.30 de esta mañana por el equipo del “camión escoba”, que un día después recorre el camino por el que pasaron los competidores, informó oficialmente la organización de la prueba en un escueto comunicado de prensa.

El comunicado añade que “tanto las causas como las circunstancias del fallecimiento” están siendo investigadas por la fiscal subrogante en feria, Analía Castro de Massucco, de Belén, y señala que en la tarde del jueves el corredor belga concurrió al punto de abastecimiento de agua.

Si bien no hay información oficial al respecto, varias versiones indicaban que el piloto habría muerto por causas naturales.

De hecho, la dirección de la carrera suspendió ayer la segunda parte de la especial del día a raíz de las altas temperaturas en la zona, que llegaron a los 47 grados, y que provocaron que varios competidores se deshidrataran.

La etapa del jueves, que inicialmente iba a correrse en dos tramos, uno de 211 kilómetros y otro de 205, quedó finalmente reducida a la primera parte.

La muerte de Palante, padre de cinco hijos, recuerda a la del francés Pascal Thierry, quien en 2009, sufrió un paro cardiorespiratorio en su moto, durante la segunda etapa entre La Pampa y Puerto Madryn, y su cuerpo fue hallado dos días después.

Sin embargo, a diferencia de Thierry, el piloto belga no accionó el Iritrak, sisma de alarma vía satélite por el cual llega a París un pedido de ayuda y desde allí se comunican con el control general de la carrera, desde donde parten los helicópteros utilizados por la organización para rescatar a los pilotos.

Palante, quien iba a cumplir 51 años el próximo 21 de enero, estaba corriendo su undécimo Dakar con una Honda de preparación propia y llevaba en su moto el número 122. Su mejor actuación fue un puesto 66to.

El piloto belga, un “apasionado de la motos”, tal como se presentaba en su perfil de la red social Facebook, expresaba la verdadera pasión dakariana y su máxima aspiración era, por sobre todas las cosas, terminar la carrera.

El año pasado el francés Tomas Borgin murió durante un enlace en Chile tras estrellar su moto contra una camioneta de carabineros, cuando la competencia se dirigía hacia la frontera con Argentina.

Con la muerte del corredor belga, la lista de personas que murieron en el marco del Rally Dakar durante sus 35 años de historia se eleva a 62, de los cuales 22 eran pilotos o copilotos.

Te puede interesar
Últimas noticias