Seguinos en las redes sociales!
A poco más de un mes de las elecciones presidenciales del 5 de octubre la candidata por el Partido Socialista Brasileño (PSB) salió al cruce de su principal adversaria, mientras que desde su fuerza se hizo trascender la intención de formar un gabinete de coalición si llegara al Planalto. "La peor forma de hacer política es a través del miedo. Prefiero hacer política mediante la esperanza y la confianza", declaró la candidata del Partido Socialista Brasileño (PSB) en una entrevista con el portal G1, en la sede paulista del grupo Globo.
Silva acusó a Rousseff de hacer sembrar "miedo" en la campaña
04/09/2014

Silva acusó a Rousseff de hacer sembrar "miedo" en la campaña

Silva, a quien las encuestas ubican como posible ganadora en la segunda vuelta electoral del 26 de octubre, aludió así a un anuncio de la campaña de Rousseff, que alerta de que la ecologista puede acabar como Fernando Collor de Melo y otros "salvadores de la patria" si llegase al poder.

"Dos veces en su historia, Brasil eligió salvadores de la patria, jefes del partido de 'yo solo'", dice un locutor en el espacio de propaganda electoral de Rousseff en la televisión.

El espacio muestra imágenes de los ex presidentes Janio Quadros, que renunció en 1961, tras lo cual se abrió una crisis que desembocó en el golpe de Estado de 1964, y Collor de Mello, que dimitió en 1992 en medio de un escándalo de corrupción.

Tanto Quadros como Collor llegaron al poder con discursos contra de lo que tildaban de "vieja política" y opuesto a los partidos tradicionales, que es lo que pregona ahora Marina Silva, quien llegó a la candidatura presidencial hace 20 días, tras la muerte en un accidente aéreo del candidato Eduardo Campos, a quien secundaba.

"Sabemos cómo eso acabó. Soñar es bueno, pero en una elección se deben poner los pies en el suelo y volver a la realidad", añade la propaganda de Rousseff.

Silva recordó hoy que, en las elecciones de 2002, en las que ganó por primera vez el antecesor y padrino político de Rousseff, Luiz Inácio Lula Silva, sus adversarios también intentaron "meterle miedo" al electorado.

"En esas elecciones la esperanza venció al miedo. La población cree y confía en eso. La sociedad, cuando hacían terrorismo contra Lula, repetía esa frase: La esperanza venció al miedo. Lamentablemente, quien está queriendo resucitar el miedo ahora es la presidenta Dilma", dijo Silva, citada por la agencia Efe.

En la entrevista con G1, Silva reiteró que, en caso de ganar en octubre próximo, enviará al Congreso un proyecto de ley en el que propondrá acabar con la reelección y aumentar el período del mandato del jefe de Estado de cuatro a cinco años.

"Acabar con la reelección será una gran contribución al país. Asumo el compromiso de cuatro años de mandato. Cumpliré ese período y el próximo será el que tendrá cinco años", subrayó.

En tanto, trascendió a la prensa que en caso de ganar Silva apostaría por un gabinete de coalición y convocaría a José Serra, encumbrado dirigente del Partido de la Social Democtacia Brasileña (PSDB) y también a algunos miembros de la coalición oficialista.

Serra fue ministro de Salud y de Planificación durante el gobierno de Fernando Henrique Cardoso (1995-2002), alcalde de Sao Paulo y gobernador del estado homónimo, el más rico y poblado de Brasil.

Según la columnista de Folha de S. Paulo Mónica Bergamo, citada por la agencia Brasil247, dirigentes partidarios cercanos a la candidata Marina Silva sugieren que ella hará un gobierno de transición, "con las mismas locuras" de la administración que encabezó Itamar Franco entre 1992 y 1994.

Marina pedirá la ayuda "de todos los brasileños para recuperar la política y convocará a personas con experiencia y honestas", dijo un dirigente socialista.

La presencia de un socialdemócrata de peso, como Serra, refuerza para analistas la percepción de que un ala importante del PSDB ya trabaja a favor del "voto útil" por Marina, abriendo el paraguas ante el rezago de su candidato Aécio Neves en las encuestas.

Especialmente desalentadores para el partido fueron las cifras en su feudo electoral, el estado de Sao Paulo, donde Aécio tiene 17% de intención de voto, detrás de Marina (39%) y Dilma 23%).

Frente a esto, Neves llamó hoy a sus aliados para desmentir que planee retirarse de la disputa por los comicios del cinco de octubre, reveló hoy el usualmente bien informado columnista político Fernando Rodrigues.

Desde el oficialista Partido de los Trabajadores (PT), en tanto, el ex presiente y líder de la fuerza, Lula Da Silva, inauguró hoy una nueva cuenta de Twitter (@LulapeloBrasil), destinada a apoyar la campaña para la reelección de Rousseff.

El perfil del ex mandatario, quien gobernó el país entre 2003 y 2010, conquistó casi 10.000 seguidores en las primeras 24 horas, en las que publicó 59 tuits, la mayoría de los cuales dedicada a expresar apoyo a Rousseff, con quien Lula participó en la noche de este martes en un mitín en su "cuna" política, la ciudad industrial de Sao Bernardo do Campo.

"Si queremos el bien de este país, que siga siendo productivo y generando empleos, nuestra opción es votar por Dilma", afirmó Lula, quien detacó, citado por la agencia DPA, que "mientras que Europa eliminó 62 millones de puestos de trabajo, Brasil, con Dilma, creó once millones de empleos".

Dejar un comentario