Seguinos en las redes sociales!
Comenzaron la semana pasada las tareas de reforestación del cerro Otto con el soporte y la asistencia de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de Río Negro. Los trabajos se encuentran a cargo de la Subsecretaría de Medio Ambiente de la Municipalidad de San Carlos de Bariloche.
Reforestan 20 hectáreas del Cerro Otto
29/10/2014

Reforestan 20 hectáreas del Cerro Otto

Desde la Unidad Ejecutora Provincial de Bosques Nativos, conformada por la Secretaría provincial y la Dirección de Bosques, se confirmó que en esta etapa se van a forestar unas 20 hectáreas con 3.000 plantas nativas como ñires, lengas, cipreses y maitenes, entre otras.

Este proyecto es financiado con los fondos que, en el marco de las Leyes de Bosques Nativos (Nacional Nº 26.331 y Provincial Nº 4.552) se han recibido desde la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación.

Para concretar esta iniciativa, el organismo medioambiental provincial y la Dirección de Bosques han seleccionado a la ciudad de San Carlos de Bariloche, razón por la cual las acciones están siendo implementadas en forma conjunta con el Municipio. De esta forma, se analizaron las zonas más sensibles a ser restauradas y se optó por la ladera norte del cerro.

En el año 2006, la Dirección de Bosques de la provincia detectó que los faldeos del cerro Otto presentan numerosos problemas de índole geológico y ambiental que, a su vez, generan elevados riesgos para la población de Bariloche.

Las funciones ecosistémicas de los bosques del cerro Otto son altamente importantes, entre las que se destacan la protección de cuencas y el control de la erosión. Ambos aspectos son sumamente necesarios teniendo en cuenta que laderas abajo de los sitios a restaurar se encuentran varios barrios con una alta población urbana.

Las elevadas pendientes presentes en la zona, los suelos poco desarrollados y la erosión hídrica, en conjunto con los efectos producidos por incendios, sobrepastoreo y otros disturbios antrópicos, llevan a considerar la zona a restaurar como una de las de mayor peligrosidad dentro del ejido.

Por lo tanto, la finalidad de este proyecto apunta no solo a regenerar el valor perdido del bosque nativo sino que, además, se promueve la disminución del riesgo ambiental para los vecinos de la zona y la protección y mejora de la calidad del agua que los mismos utilizan.

Dejar un comentario