viernes 17 de septiembre de 2021
7.9ºc Bariloche

Cultura

La Biblioteca Aime Paine y la pasión de trabajar con la gente

En el barrio Virgen Misionera funciona desde hace unos 29 años la Biblioteca Aime Paine, donde no solo el saber se aprende a través de los libros, sino del día a día de quienes trabajan para sostenerla.

La Biblioteca Aime Paine y la pasión de trabajar con la gente
sábado 25 de junio de 2016

En el barrio Virgen Misionera funciona desde hace unos 29 años la Biblioteca Aime Paine, donde no solo el saber se aprende a través de los libros, sino del día a día de quienes trabajan para sostenerla.

En una charla con Bariloche Opina, Claudio Pariani, pro tesorero de la institución habló sobre la función social y los desafíos que deben enfrentar para que la biblioteca siga funcionando, solo dependiendo "de una cuota social de 30 pesos mensuales y algún subsidio".

"Estamos contentos porque la biblioteca está cada vez más concurrida, y esto cumple con nuestro objetivo que es trabajar con la gente del barrio", indicó.

Es que no solo funciona como tal, sino que de a poco se fue convirtiendo en un centro cultural donde se llevan adelante varias actividades como cursos, recreación y espectáculos.

"Tenemos talleres que se dan de manera gratuita", explicó. "Es por eso que si bien uno imagina que todo es silencio aquí, en muchas ocasiones hay un lindo bullicio".

La entidad comenzó hace unos 29 años en la escuela de Virgen Misionera, pero fue creciendo y pronto se necesitó de un lugar propio. "Se consiguió el terreno y mediante créditos y subsidios se pudo construír el edificio", recordó.

Además, es el fruto del trabajo de innumerables manos. "Muchas personas dejaron prácticamente su vida en esta biblioteca, en su mayoría ad honoren pero con mucho amor".

El año pasado se formó la nueva comisión directiva "con gente joven y llena de entusiasmo e inciativas. Tenemos también un programa de radio donde se difunden nuestras actividades".

Pero la biblioteca no estuvo exenta de momentos difíciles. "Por ejemplo desde hace mucho tiempo estamos peleando ante Provincia por dos cargos. Esto no funciona como una escuela donde si una bibliotecaria se va, queda la vacante. El cargo se lo lleva la persona a otro lado".

Es por eso que a la bibliotecaria actual "el sueldo lo pagamos con la cuota de los socios y una parte de un subsidio que recibimos a principio de año".

La cuota social es de solo 30 pesos mensuales, "lo que nos pone en una posición un poco complicada, ya que tenemos que pagar los servicios y como somos una Asociación Civil sin fines de lucro, no tenemos tarifa social", explicó.

De todas maneras, se sigue trabajando con muchas ganas "con la idea de tener mucha participación del barrio. Que la gente se apropie de la biblioteca como suya y que todos juntos podamos ir creciendo como fue nuestro sueño al principio", concluyó. (Bariloche Opina)

Te puede interesar
Últimas noticias