Seguinos en las redes sociales!
Se trata de una organización independiente y no partidaria. La cual, sentará sus bases en el concepto del Derecho a la Ciudad, desde donde acompañará y reunirá reclamos de distintas organizaciones y grupos sociales o vecinos autoconvocados.
Impulsan la creación del Observatorio del Derecho a la ciudad de Bariloche
06/06/2018

Impulsan la creación del Observatorio del Derecho a la ciudad de Bariloche

Profesionales de distintas disciplinas y vecinos de Bariloche se reunieron el pasado fin de semana con del fin de conformar e impulsar la creación del “Observatorio del Derecho a la Ciudad de Bariloche” como organización independiente y no partidaria. La cual, sentará sus bases en el concepto del Derecho a la Ciudad, desde donde acompañará y reunirá reclamos de distintas organizaciones y grupos sociales, o vecinos autoconvocados.

Lo cual se relaciona con derechos que se pongan en peligro, como la salud, la educación, la accesibilidad a la tierra para un hábitat digno, el trabajo no degradante y accesible para todo ser humano, el acceso a espacios públicos y zonas que tradicionalmente se consideren de uso vecinal; como también la defensa de los bienes comunes, entre los que se encuentra el paisaje, y en él reconocemos la defensa del medio ambiente.

Aquellas personas interesadas en sumarse o plantear sus inquietudes pueden comunicarse al siguiente mail [email protected] .

Se plantearán prontamente, charlas, exposiciones y debates, sobre una necesaria Planificación Participativa Verdadera, ampliada y muy bien informada, considerando datos, investigaciones científicas y estadísticas, estas últimas con escasa difusión o inexistentes.

Según explicaron, dicha participación deberá ser vinculante, ya que se hace evidente la falta de una verdadera planificación de la ciudad, y esta es la causa principal de todos los males de Bariloche.

Indicaron que por ejemplo, se observa: la pérdida de espacios verdes y públicos, la transferencia de áreas de regeneración ecológica (AREE), donde se permiten edificaciones, la desaparición del pulmón de manzana con suelo absorbente en zona de microcentro, la entrega de tierras para megaproyectos urbanos en el Catedral por un pésimo acuerdo político, entre otras situaciones similares, como la especulación inmobiliaria.

Todo lo cual, beneficia a pocos y perjudica a la mayoría de la población, sobre todo desde una mirada que plantea preeminencia del aspecto económico sobre lo socio-ambiental, en sentido contrario al paradigma de equilibrio entre lo social, lo económico y lo ambiental. Pudiendo incluirse problemáticas socio-laborales y de calidad de vida en general, como también solicitar la realización de estudios que definan la Capacidad de Carga por regiones o zonas dentro de la ciudad, para evitar impactos negativos en determinados indicadores ambientales claves, como calidad del agua, suelo y aire, entre otros. Hasta que la planificación se tome en serio, considerando también los posibles riesgos, socio-económicos, ambientales y de cualquier desastre previsible, aportando contenidos para una ciudad crítica, consciente de sus derechos y proactiva en la construcción de su territorio.

¿Qué es el Derecho a la Ciudad?
Un paradigma urbano en permanente construcción colectiva que propone:
1. El ejercicio pleno, por parte de los habitantes de las ciudades, de los derechos humanos resaltando su carácter colectivo, sosteniendo su función social, ambiental y ecológica; e impulsando nuevos derechos urbanos que surgen de la relación de las personas con su territorio, el espacio y su hábitat.

2. La Democratización de las Ciudades que alcanza a su gobierno, su planificación, los recursos y bienes comunes que ofrece, las cargas y los beneficios que genera, su producción, la posesión de su suelo y espacios, y de las oportunidades y condiciones de base.

3. Con el objetivo de orientar la transformación del uso, la ocupación, la gestión y la producción de las ciudades, entendidas como un Bien Común, a fin de que:

I. Cumplan con su Función Social, Ambiental y Ecológica con prevalencia y expansión de lo público sobre lo privado.

II. Sean ambientalmente sustentables y resilientes garantizando un equilibrio entre el campo y la ciudad.

III.Sean planificadas hacia la integración socio-urbana y la igualdad urbana, y para evitar la concentración de la tierra urbana en pocas manos y los procesos de inquilinización, con el objetivo de alcanzar ciudades: integradas, compactas, conectadas, con escala humana, densificadas, socialmente incluyentes, no descapitalizadas, coordinadas, seguras, equilibradas y equitativas; que garanticen principalmente el Derecho a la Movilidad y Circulación, a la Vivienda Adecuada y al Espacio Público.

IV. Promuevan una nueva economía urbana caracterizada por la desmercantilización de las ciudades y el fortalecimiento de una economía social, solidaria, local y de pequeña escala. V. Caminen hacia una nueva cultura urbana que sea colaborativa, horizontal, solidaria y descolonizada que genere ciudades diversas y mixtas.

Compartí tu opinión sobre la nota!
  • Me interesa
    0%
  • No me interesa
    100%
  • Me indigna
    0%
Dejar un comentario

Presentan “La vida y la tierra”, una serie web sobre la importancia de la biodiversidad

El lanzamiento será el próximo miércoles en la Sede Andina de la UNRN. Trata sobre el impacto ambiental negativo que tienen ciertas formas convencionales de agricultura y ganadería, llevando a una dramática reducción de la biodiversidad en el mundo.