Seguinos en las redes sociales!
Luego de haber aprobado todas las instancias del curso de Instructor de Esquí N1, Germán Vega se convirtió en el primer instructor de esquí convencional del mundo en silla de ruedas.
Germán Vega: El primer instructor de esquí convencional en silla de ruedas
28/09/2018
Deportes

Germán Vega: El primer instructor de esquí convencional en silla de ruedas

El 25 de septiembre de 2018, quedará marcado como una fecha más que especial en la historia de AADIDESS (Asociación Argentina de Instructores de Esquí, Snowboard y Pisteros Socorristas). Luego de haber aprobado todas las instancias del curso de Instructor de Esquí N1, Germán Vega se convirtió en el primer instructor de esquí convencional del mundo en silla de ruedas.

Un accidente en el Cerro Catedral lo dejó en silla de ruedas en 2005, y tras haber practicado esquí adaptado durante 13 temporadas, este año decidió dar el paso de formarse como instructor. Las últimas tres semanas fueron intensas debido a las clases teóricas cursadas en el centro de Bariloche, y a las prácticas en Cerro Catedral. Esa fue la rutina en la que transcurrió lo que él denomina como "un sueño hecho realidad".

En diálogo con Bariloche Opina, el deportista dijo que "me recibí como instructor nivel uno para personas que caminan, o "convencionales", que es totalmente distinto a lo que hago desde una silla de ruedas. Es una prueba para saber cómo estoy físicamente, un desafío para los profesores que se preguntaban como evaluarme, y fue algo que entre todos fuimos descubriendo".

Durante el 2017 y en la reciente temporada, fue entrenado por el profesor Santiago Pinedo, quien se destaca en esquí adaptado, y con el presidente de AADIDESS, "lograron entusiasmarme para esto. Hice el curso de ingreso, que era una barrera muy importante y luego empezó todo el curso con la parte técnica y teórica hasta recibirme".

Si bien "primero significa un logro personal, para mostrar a la gente que sí se puede hacer, que este deporte no solo es para hacer algo recreativo, sino que puede ser algo competitivo y puede dar una salida laboral. Y lo segundo es saber si alguien quiere tomar una clase conmigo", bromeó.

"Quiero transmitir esta experiencia a aquellas personas que están en sillas de ruedas, y a aquellos que no lo están, que se pueden hacer estas cosas. No hay que bajar nunca los brazos", enfatizó. "Con esto quiero demostrar que el límite se lo pone uno mismo".

Cabe señalar que ninguna instancia del curso tuvo una adaptación específica, sino que realizó todo el programa pautado para el curso de la misma manera que lo hicieron el resto de sus compañeros, incluyendo las exigencias prácticas, para las cuales utilizó su silla con monoski.

"Esta es la filosofía que queremos transmitir, la de una institución que abre sus puertas a un trabajo inclusivo, generando accesibilidad. Deseamos avanzar en este sentido para que aquellas personas con discapacidad vinculadas al esquí y al snowboard tengan la oportunidad que tuvo Germán, de lograr ser instructor", destacó Martín Bacer, presidente de AADIDESS.

Compartí tu opinión sobre la nota!
  • Me interesa
    100%
  • No me interesa
    0%
  • Me indigna
    0%
Dejar un comentario