Seguinos en las redes sociales!
Con gran emoción la Escuela de Patín Artístico Manolo Rivero cerró este sábado su ciclo lectivo 2018 en el Gimnasio Pedro Estremador. Un avión cargado de colores llevó al público a viajar sobre patines por todo el mundo.
Con un vuelo imaginario, la escuela de patín Manolo Rivero cerró un año a todo color
16/12/2018
Deportes

Con un vuelo imaginario, la escuela de patín Manolo Rivero cerró un año a todo color

Con gran emoción la Escuela de Patín Artístico Manolo Rivero cerró este sábado su ciclo lectivo 2018 en el Gimnasio Pedro Estremador. Un avión cargado de colores llevó al público a viajar sobre patines por todo el mundo.

Se trata de la muestra 2018 de Patín Artístico de la tradicional escuela, que estuvo encabezada por Marcelo Rivero, director y alma mater de la institución. Un gran avión de fondo fue la base de una serie de "vuelos" en el no faltaron azafatas y pasajeros.

Varios países fueron representados por los alumnos con coreografías acordes a sus culturas, entre ellos Japón, México, Arabia, España, Francia, Italia, Chile y Estados Unidos. También hubo números especiales, entre ellos el Ballet Tolkeyen.

Participaron unos 400 patinadores de todas las edades y niveles, junto a sus profesoras, quienes hicieron también gala de sus habilidades, muchas de ellas ya deportistas federadas.

El broche de oro fue una muestra de tango con el mismo Marcelo Rivero y la profesora Fernanda Raimo que logró arrancar los más cerrados aplausos. Para cerrar la etapa, este domingo se hizo la entrega formal de certificados a todos los grupos en el mismo gimnasio.

En dialogo con Bariloche Opina, Rivero dijo que "no podíamos cerrar el año sin una puesta en escena que todos merecíamos. Fue un esfuerzo tremendo por parte de la escuela y de todas las familias, más en estos tiempos que todo está muy difícil y cuesta ajustar los sueños a las realidades".

"Realmente valió la pena hacer este viaje imaginario porque los chicos tiene que vivir y ser reconocidos por todo lo que dejan en la pista", remarcó. "El balance es totalmente positivo. Hoy tuvimos la entrega de certificados y eso también nos llena de orgullo y satisfacción".

No solo participaron deportistas que tienen sus clases en el gimnasio de Bomberos. "Estuvieron también los chicos de la Escuela de techo verde y de El Frutillar. Y eso es para destacar. A mi el patín me ayudó a salir del descontrol del alcohol, de muchos vicios de la vida y gracias al deporte estoy acá".

"El patín es un deporte integrador. Yo sigo siendo un pibe de barrio, nacido y criado en Bariloche, y no me olvido de dónde vengo. Esta actividad mejoró mi familia y mi estilo de vida", puntualizó. (Bariloche Opina)

 

Galería de noticia
Compartí tu opinión sobre la nota!
  • Estoy de acuerdo
    67%
  • No comparto esta opinión
    33%
  • Coincido en parte
    0%
Dejar un comentario