Seguinos en las redes sociales!
Policiales
A pedido del Ministerio Público Fiscal, la Provincia de Río Negro fijó una recompensa de $200.000 pesos para quien aporte datos que ayuden a dar con el paradero de José Luis "Toto" Alvarado, quien fue visto por última vez en febrero del 2018 en El Foyel.
Con una recompensa de $200.000 intentan dar con el paradero de José Luis "Toto" Alvarado
12/07/2019
Policiales

Con una recompensa de $200.000 intentan dar con el paradero de José Luis "Toto" Alvarado

A pedido del Ministerio Público Fiscal, la Provincia de Río Negro fijó una recompensa de $200.000 pesos para quien aporte datos que ayuden a dar con el paradero de José Luis "Toto" Alvarado, quien fue visto por última vez en febrero del 2018 en El Foyel.

En el marco de la Ley N° 3479 de Recompensas de la Provincia de Río Negro, la fiscal Betiana Cendón de la Unidad de Delitos contra las personas junto al fiscal adjunto Marcos Sosa Lukman, solicitó se ofrezca una recompensa de 200.000 pesos, para aquellas personas que aporten cualquier información, datos ciertos y/o documentación que contribuyan a la investigación que se lleva a cabo por la búsqueda del paradero de José Luis "Toto" Alvarado.

La noticia generó "expectativas" en los familiares del hombre, quienes hasta el momento no tienen datos sobre su paradero. A un año y medio no puede esclarecerse si permanece con vida o no, y esperan que la recompensa "nos ayude a encontrarlo".

La Fiscal Cendón requirió se fije el monto de $200.000 pesos a tal fin, la cual contó con el aval de Betiana Minor Secretaria del Ministerio de Seguridad y Justicia de la provincia de Río Negro y el defensor penal oficial Marcelo Alvarez Melinger.

El Juez de Garantías Juan Martín Arroyo habilitó dicha solicitud, definiendo además que esta circunstancia en el nuevo marco procesal penal esta circunstancia se conformaría en un trámite meramente administrativo, tomando en cuenta otro antecedente provincial.

¿Qué ocurrió?

Hasta el momento todo son hipótesis. José Luis Alvarado de 38 años en 2018 salió del barrio Nahuel Hue para trabajar en una estancia de El Foyel, a unos 73 kilómetros de Bariloche, a las órdenes de el propietario del campo, Miguel Soriano.

Sin embargo, la última vez que el hombre vio al trabajador fue dos días después, por la tarde, donde "estaba en su casita con dolor de cabeza en la casita donde estaba viviendo".

Desde ese momento su destino es un misterio. Según Soriano, vio rastros de Alvarado que cruzaban la tranquera y subía en dirección a una ruta. Aparentemente estaba sin dinero porque no había cobrado los dos días de trabajo.

En la cabaña quedó una mochila con sus documentos y un celular con dos chips, según afirmó el propietario de la estancia.

Patrullas de la Montaña, Defensa Civil y el SPLIF, con la colaboración de perros adiestrados y el apoyo de un helicóptero del Sistema Nacional del Manejo del Fuego recorrieron un radio de 50 kilómetros cuadrados, en un intento desesperado de dar con el peón.

El celular encontrado y los dos chips fueron peritados en Viedma, pero no se pudieron sacar datos que permitan dar luz sobre la suerte de Alvarado.

Solo se pudo establecer que ese 22 de febrero, caminó unos 6 kilómetros por un camino vecinal hasta la Ruta 40, y desde allí todo es un misterio. (Bariloche Opina) 

Compartí tu opinión sobre la nota!
  • Me interesa
    %
  • No me interesa
    %
  • Me indigna
    %
Dejar un comentario