Seguinos en las redes sociales!
Integrantes de la asamblea “No a la Mina” le entregaron al presidente electo Alberto Fernandez una investigación sobre megaminería y un pedido de detener estas políticas.
¿Alberto Fernández lo podrá leer?
10/11/2019

¿Alberto Fernández lo podrá leer?

Desde los albores de las elecciones nacionales y provinciales, las asambleas chubutenses utilizaron un slogan: “Gane quien gane, que pierda la megaminería”. Con esa idea se acercaron a Alberto Fernández para entregarle una investigación sobre la megaminería. En la dedicatoria escribieron lo siguiente:

“Alberto: 

Porque defendemos la vida, queremos compartir nuestro profundo trabajo de investigación de estos 17 años de lucha.

Si tu compromiso es con el pueblo, el pueblo de Chubut te necesita de este lado.

Comunidades del pueblo de Chubut.

                                   Octubre 2019”.

 

El extractivismo en sus múltiples formas incluye los agronegocios, la megaminería y el fracking, y debemos  observar cómo se perfilan Alberto Fernández y el Frente de Todos; incluyendo además dónde se ubican las multinacionales, los pueblos indígenas y las asambleas, en éste tema común a todas las luchas, el territorio.

El extractivismo, como política de Estado, no tiene grieta. Y desde los años ’90, con el cambio en la legislación de muchos países de Latinoamérica que otorgan incentivos fiscales a las empresas mineras, todos los gobiernos han apostado al desarrollo de la megaminería en la Argentina.

 

“Megaminería, agronegocio (con la soja como bandera, aunque no solo), petróleo, litio y monocultivos forestal fueron algunas de las políticas de Estado durante todo el kirchnerismo. La criminalización estuvo presente: mapuches en Neuquén y la Asamblea el Algarrobo en Catamarca son solo una muestra […] El macrismo profundizó el extractivismo. Más fracking en Vaca Muerta, más litio en Catamarca, Jujuy y Salta, más agronegocio. Con su alta y orgullosa cuota de represión en manos de Patricia Bullrich y aliados provinciales […] Empresarios al frente de ministerios: Juan José Aranguren de la multinacional Shell en Energía y Luis Miguel Etchevehere de la Sociedad Rural en Agricultura los ejemplos más burdos”. (1)

 

Las señales del pensamiento de Alberto Fernández surgen de las frases emitidas en los diferentes encuentros a lo largo de estos meses. Por un lado,  viene insistiendo con la necesidad de “cuidar el medioambiente” frente al cambio climático. Sin embargo, en reunión con los empresarios del agronegocio, evaluada como “fructífera”, se vio que el conflicto por la renta agraria “es cosa del pasado”. Y en un encuentro con empresarios mineros afirmó que es preciso “que la sociedad comprenda que la minería es una oportunidad”.

 

En una visita a la provincia de San Juan, Alberto Fernández “brindó una conferencia de prensa junto al gobernador Sergio Uñac y a su antecesor José Luis Gioja, ahora presidente del PJ Nacional. En esa oportunidad, Fernández aseguró: “Sé que para provincias como Catamarca o San Juan el tema de la minería es muy importante. Y San Juan ha logrado desarrollar la minería de un modo sustentable, con el acuerdo social. Me parece que es un modelo a seguir porque la minería es una fuente de riquezas para provincias como Catamarca y como San Juan”. (2) Sin mencionar, por ejemplo, los desastres ambientales causados por la empresa Barrick Gold en el proyecto Veladero.

 

“Las gobernadoras Lucía Corpacci (Catamarca) y Alicia Kirchner (Santa Cruz) fueron las impulsoras del encuentro entre unas decenas de multinacionales mineras y Alberto Fernández. “Ya estamos trabajando para que las inversiones en la producción de litio cuenten con un marco legal que brinde seguridad jurídica”, anunció el candidato presidencial ante los periodistas y pidió a los gobernadores y empresas que hagan un “esfuerzo conjunto y tarea de educación para que la sociedad comprenda que la minería es una oportunidad”.

 

Estuvieron presentes los CEOs y directivos de las principales multinacionales con intereses en Argentina: Glencore, Minera Alumbrera, Livent Corp, Antofalla Minerals, Anglogold Ashanti, Patagonia Gold, Minera Santa Cruz, Panamerican Silver, Don Nicolas SA, Newmont Goldcorp y Yamana Gold, Galan Lithium, Neo Lithium Corp, Liex SA, Lundin Group, Minera Esperanza, Lake Resources, Grosso Group, Loma Negra, Posco, Yamana, Galaxy, Circum Pacific y Buena Vista Gold. “Es necesario avanzar hacia la sustentabilidad social y económica de la minería”, pidió el candidato a presidente y remarcó que “la única solución” para Argentina es exportar. Destacó como ejemplo a la minería y Vaca Muerta.

 

Alberto Fernández era jefe de Gabinete de Cristina Fernández de Kirchner en 2008, cuando la entonces presidenta vetó la Ley de Glaciares, que había sido votada por amplia mayoría en el Congreso Nacional. “El veto Barrick”, fue denunciado por Enrique Martínez, entonces presidente del INTI.

 

Rosa Farías es integrante de la histórica Asamblea El Algarrobo, que denuncia el accionar de Minera Alumbrera en Catamarca y rechaza el proyecto Agua Rica. “No nos sorprende que lo primero que haga el candidato es reunirse con las mineras. El extractivismo es moneda de cambio para recibir los dineros extranjeros, entregando los recursos naturales. Nos reafirma que nuestros gobernantes siguen siendo mercenarios, no les interesa los cerros ni la vida ni el destino de los pueblos”, denunció”. (3)

 

“Si hubo una continuidad clara e indiscutible entre el kirchnerismo y el macrismo fue el modelo extractivo primario exportador, basado principalmente en el agronegocio, los hidrocarburos y la megaminería. Este modelo se sobrepuso a la denominada ‘grieta’ y los matices apenas pueden verse en si durante el kirchnerismo las regalías, impuestos y rentas que obtenía el Estado se utilizaban tímidamente para algún tipo de redistribución de los ingresos, orientados al consumo popular”, afirmó Juan Wahren, investigador del Grupo de Estudios Rurales (GER) del Instituto Gino Germani de la UBA.  Wahren, además, agregó  que, “de llegar a la presidencia, es muy probable que el gobierno de Alberto Fernández continúe y profundice este modelo extractivo primario exportador, justificado en que para salir de la crisis hay que desarrollar Vaca Muerta, generar divisas con la soja y similares y apostar a la inversión extranjera de las megamineras. El mismo relato que se instaló durante el menemismo, neoliberalismo, y que se mantuvo con pocas variaciones hasta hoy en día. El mito del desarrollo basado en los recursos naturales recargado”. (4)

 

Durante los años del macrismo, la mirada sobre el extractivismo cambió para un  grupo importante de periodistas, académicos y militantes kirchneristas. Los mismos “comenzaron a parecer preocupados por los mapuches, las comunidades kollas que enfrentan las mineras de litio y hasta por el desmonte en las provincias como Chaco o Santiago del Estero. Descubrieron que el extractivismo es una contradicción primaria, causante de la injusticia social, y que se cobra vidas”. (5)

 

Por eso, esperamos que si el nuevo gobierno impulsa el agronegocio y la megaminería, esa misma militancia continúe defendiendo esta nueva visión sobre estas actividades que son sinónimo de saqueo y contaminación.

 

Rosa Farías, de Andalgalá, resumió el sentir de las asambleas socioambientales, que se mantuvieron en lucha con el kirchnerismo y con Macri: “Desde Menem en adelante que los gobernantes sostienen este modelo. Alberto Fernández va a intentar avanzar con más minería. Pero acá la resistencia seguirá firme. Defendemos el cerro y la vida, sin importar quién gobierne”. (6)

 

Este pensamiento acompaña a todas las asambleas que se oponen a la megaminería y, en el caso de Esquel, el 81% que votó en contra del proyecto minero incluyó, a vecinos que priorizaron la defensa del agua sobre sus preferencias político-partidarias.

 

Cuando escuchamos las palabras de nuestro próximo presidente afirmando que la tarea es educar a la sociedad para aceptar la megaminería, sentimos la necesidad de acercamos el 25 de octubre a entregarle nuestro manual “Hablemos de Megaminería”, este recurso didáctico que compiló los saberes sobre megaminería acumulados y complejizados durante 17 años de aprendizaje popular y colectivo. “Nuestra esperanza es que se transforme en una herramienta para construir conocimientos, para multiplicar conciencias, para cimentar poder popular basado en saberes independientes”. (7)

 

FUENTE noalamina.org

Compartí tu opinión sobre la nota!
  • Me interesa
    %
  • No me interesa
    %
  • Me indigna
    %

El nuevo ciclo del agua que incluye los impactos humanos

Los gráficos que explican el ciclo del agua en la Tierra, usados en libros de texto, ofrecen una visión sin intervenciones humanas. Un grupo de hidrólogos acaba de publicar en la la revista ‘Nature’ un diagrama que lo muestra en toda su complejidad.

VIDEO: Otra vuelta al sol

El Wiñoy Xipantv no lo indica el calendario sino la naturaleza: Año Nuevo Mapuche.

Oportunistas por naturaleza

Desde la intendencia del Parque Nacional Nahuel Huapi guardan silencio mientras inversionistas extranjeros recorren la zona para elegir el lugar donde plantar sus banderas. En distintos lugares del país se conocieron proyectos que despertaron rechazo.

Rechazan la construcción de una nueva central nuclear

Desde Greenpeace aseguran que “invertir en energía nuclear es un riesgo enorme e innecesario”.

El futuro energético argentino

El futuro energético argentino depende de una matriz baja en emisiones, diversificada, que favorezca el acceso a la energía y el cuidado del ambiente.