Seguinos en las redes sociales!
Policiales
Este jueves a primera hora se llevó a cabo una nueva diligencia de allanamiento en un domicilio del barrio Mutisias. Se secuestró un teléfono celular desde donde presuntamente se realizaron algunas de las amenazas de bomba en los últimos días.
Amenazas de bomba: Allanaron una vivienda en barrio Mutisias
21/11/2019
Policiales

Amenazas de bomba: Allanaron una vivienda en barrio Mutisias

El fiscal adjunto César Lanfranchi, de la Unidad Fiscal Temática Nº 3, Delitos contra la Administración Pública, a primera hora de la mañana se hizo presente en el barrio Mutisias donde se llevó a cabo un nuevo allanamiento, acompañado de personal del Area Judicial de Investigaciones y la Comisaría Segunda de la Policía provincial en el marco de las denuncias de amenaza de bomba.

La medida que se realizó a las 6:20 de la mañana, en una vivienda de una persona mayor de edad, sospechada de la realización de llamadas alertando sobre la supuesta existencia de un artefacto explosivo, permitió el secuestro de un teléfono celular que será peritado por personal de la OITEL.

Este área trabaja en la identificación de los números telefónicos, realizan entrecruzamientos de llamadas, analizan patrones e inician consultas formales con las empresas de telefonía para poder verificar el lugar desde el cual provino la comunicación y luego de ello, proceder a la identificación de la persona que realizó el llamado.

Esta diligencia fue dispuesta en el marco de la investigación de los legajos que sustanciaron directamente en el Ministerio Público Fiscal de Río Negro, toda vez que en las requisas que se efectúan en los edificios no se encuentra explosivo alguno. Unificando de esta manera los legajos permitiendo una rápida intervención de las fiscalías de Delitos Especiales y contra la administración pública que dan inmediata participación a los organismos auxiliares en la investigación.

En la última semana, entre diversas medidas que se ordenaron, se llevaron adelante reuniones con autoridades de uno de los establecimientos educativos que desarrolla sus actividades en el edificio conocido como Angel Gallardo, jóvenes del centro de Estudiantes de ese establecimiento, autoridades del gremio UNTER, la responsable de Protección Civil de la Municipalidad de Bariloche y la asesora letrada del mismo, entre otros.

Además se trabajó sobre un teléfono secuestrado en la semana anterior y se citó judicialmente a los progenitores de un adolescente de 15 años quien fuera debidamente identificado, a quien se le informó las consecuencias de la realización de llamados intimidatorios.

Cabe recordar que todos los hechos hechos investigados por el Ministerio Público Fiscal constituyen el delito de intimidación pública que tienen previstos una pena de 2 a 6 años de prisión, los cuales se han sucedido en otras localidades de la provincia de Río Negro, para lo cual se han dispuesto diversidad de recursos para llevar adelante las investigaciones.

Se trabaja además a través de la información obtenida en los últimos días en la identificación de otros posibles autores de los llamados y no se descartan nuevas medidas. En todos los casos que se pudo identificar a menores, se dió inmediata intervención a la Defensoría pertinente.

Foto Poder Judicial

Compartí tu opinión sobre la nota!
  • Me interesa
    0%
  • No me interesa
    0%
  • Me indigna
    100%
Dejar un comentario