Seguinos en las redes sociales!
Los productos se diferencian de los convencionales en que es un sistema inteligente de cocción que permite mantener los nutrientes sin utilizar aceite y no tiene materiales nocivos.
Katava: la mejor inversión para una alimentación sana
ESPACIO NO EDITORIAL

Katava: la mejor inversión para una alimentación sana

Katava es una franquicia de Royal Prestige y ya está en Bariloche. Hoy pone a disposición un sistema inteligente de cocción que permite mantener los nutrientes, sin materiales nocivos. La empresa además ofrece una alternativa laboral a través de su equipo de representantes en la ciudad.

Karina Rocha, representante de la firma con base en Neuquén, explicó a Bariloche Opina que Katava of Argentina es distribuidor oficial de la empresa Royal Prestige, una compañía con 60 años de vida y líder mundial en utensillos de cocina que ingresó al país hace 10 años.                                                

"Desde abril del 2018 empezamos a trabajar en Neuquén, en cuatro meses firmamos contrato con la empresa y venimos trabajando dos años y medio en todas las ferias regionales que hay", remarcó. 

Los productos se diferencian de los convencionales en que es un sistema inteligente de cocción que permite mantener los nutrientes sin utilizar aceite y no tiene materiales nocivos. "Lo que podemos encontrar en el mercado es aluminio, que es nocivo; el teflón que ya hay juicios ganados a nivel mundial por los daños que hace a la salud; y el acero inoxidable que es mal conductor del calor", indicó.

En cambio los productos Royal Prestige utilizan el sistema "cinco capas y una válvula que mide el nutriente, por lo que los alimentos se cocinan prácticamente solos, en tiempos asombrosos, y no hay contaminación cruzada, lo que lo hace ideal para alérgicos, celíacos, diabéticos".

En cuanto al sistema de venta, el elemento diferencial básicamente es el representante. "Se busca gente que realmente esté a la altura para poder representar al producto. Cada uno tiene que capacitarse de uno a tres meses. Es un sistema de venta directa pero diferente a lo que nosotros conocimos culturalmente aquí".

Para presentar al producto, no se realizan las clásicas reuniones entre mujeres. "Visitamos a las familias, les cocinamos y les hacemos notar las diferencias, sin ningún costo. Les damos la charla de nutrición, de salud y de por qué los materiales son nocivos y por qué no nos rinden los alimentos". 

Cuando termina la demostración y se le da toda la información a la persona, ahí puede acceder a probar el alimento. "Eso hace que la comercialización sea distinta", destacó.

En la ciudad hay unas diez personas trabajando y se espera que en diciembre se pueda hacer una nueva convocatoria. "Les está dando mucho resultado porque la empresa les paga bien. Tienen que estar preparados porque nosotros trabajamos de contado o financiado con recibo de sueldo o con tarjeta de crédito. Se pide el producto y se recibe en diez días y lo paga mientras lo tiene".

Tampoco es necesario trabajar de manera "full time" ya que perfectamente puede ser un complemento para aumentar las posibilidades junto a otro empleo. "Yo misma desarrollé la empresa teniento otro trabajo. Es un modelo de negocios que casi no lo tenemos en el país, basado en una alta comisión, con pagos semanales y posibilidades de crecimiento".

En cuanto al precio, reconoció que "el producto es costoso, pero no es caro. Caro es reponer una sartén o un utensillo de cocina cada dos, tres o cinco años y que además está perjudicando a la salud. Tienen 50 años de garantía por lo que uno está invirtiendo en su salud y genera un ahorro, ya que el alimento al conservar sus nutrientes, da más saciedad y se hace un mejor aprovechamiento de las vitaminas.

Pero no solo se comercializan utensillos de cocina, sino que con el paso de los años incorporaron extractores de jugo, purificadores de aire, planchas, filtros de agua entre muchos otros, "todos con amplia garantía y calidad".

Para acceder a las demostraciones el interesado se puede contactar a través de las redes sociales, "aunque algunos se acercaron a la oficina y otros a los stands", pero "sí o sí es necesaria la presentación porque es la única manera comprar habilitada por la empresa. Allí, mediante los cinco sentidos, el cliente va a estar convencido del producto". (Bariloche Opina)

Compartí tu opinión sobre la nota!
  • Me interesa
    100%
  • No me interesa
    0%
  • Me indigna
    0%