martes 21 de septiembre de 2021
13.9ºc Bariloche

Policiales

Conocé a los canes que acompañan al personal policial en la Cordillera

Conocé a los canes que acompañan al personal policial en la Cordillera
miércoles 21 de julio de 2021

La geografía de la zona cordillerana y el clima, predominantemente frío, son factores siempre complejos para seguir el rastro de personas. La irregularidad de los terrenos alejados a las urbes permite además una enorme multiplicidad de escondites para quienes intentan burlar la Ley.

Para hacer frente a ello, el personal policial cuenta con un entrenamiento específico en rastrillajes de alta montaña y zonas boscosas, y su sagacidad es complementada con los canes que se desempeñan en distintas unidades especiales.

El Cuerpo de Investigaciones Judiciales de Bariloche cuenta con el aporte de tres canes, que fueron entrenados para realizar distintas tareas. El resultado de sus intervenciones, es exitoso.

Draco es un perro de raza Blood Hound, originario de Bélgica, que tiene 4 años de edad. Fue entrenado en búsqueda de personas con rastros específicos, debido a que es una de las especies con mayor agudeza en el olfato.

En la zona cordillerana tuvo innumerables participaciones en rastrillajes. En una de las últimas orientó a su guía hasta la ubicación de una mujer que estaba en la costa del lago Nahuel Huapi, en un sitio de difícil acceso. A pesar de la lluvia predominante del mes de mayo, cuando ocurrió el episodio, Draco fue contundente y preciso al ir tras los pasos de la mujer.

Cuando la búsqueda se realiza en grandes áreas, la que interviene es Zoe, una labradora de tres años que tiene buen desenvolvimiento en espacios amplios, como en la inmensidad de la estepa patagónica. Las pesquisas en campos de grandes dimensiones son moneda corriente, por las grandes extensiones y la escasez de puntos de referencia, sobre todo en épocas invernales donde los rastros quedan ocultos bajo la nieve.

Sin embargo esta labradora tiene un gran sentido de orientación y colaboró en innumerable cantidad de operativos en zonas rurales.

La trilogía de canes del Cuerpo de Investigaciones de Bariloche se conforma con Sofi, una cachorra de 11 meses de raza pastor Belga Malinois. Sus intervenciones son, por ahora, preliminares y de baja complejidad ya que se encuentra en plena etapa de entrenamiento. Su labor será la detección de armas de fuego y restos de pólvora.

La unidad especial acude a las distintas diligencias de allanamiento con Sofi y su guía, para intensificar de manera paulatina su desempeño en el territorio.

En El Bolsón todos conocen a Nina, una perra que mientras aguarda en su canil el momento de actuar, no le quita la mirada a su guía. Cuando interviene, es perspicaz y efectiva.

Es la misma raza que Sofi – Pastor Belga Malinois- y su rol es el rastreo de personas. Su última intervención fue motivo de artículos periodísticos, cuando rastreó el rumbo de delincuentes que habían cometido un ilícito, en un barrio de El Bolsón. Su pesquisa fue efectiva, ya que el botín fue recuperado y los autores, detenidos.

Su buen desempeño, incluso, motivó su traslado a otras localidades donde se realizaban búsquedas, tanto de personas desaparecidas como de delincuentes a quienes los pudieron seguir a partir de los rastros obtenidos en la escena del hecho. Trabaja en tándem como Akira, una Border Collie de 1 año y medio la cual está en etapa de entrenamiento para rastrear personas.

Los exitosos operativos de droga que la Policía de Río Negro realizó en los últimos meses en la zona cordillerana, tuvieron a dos protagonistas de cuatro patas, cuya actuación fue determinante: Henry y July.

Los dos integrantes de la División Toxicomanía van a la par de sus guías a cada uno de los operativos a los que es convocada la unidad especial. En El Bolsón, por su parte, el área cuenta con Kaiser, hermana de Nina, aunque cumpliendo funciones específicas en el rastro de drogas.

“Los tres canes de El Bolsón están entrenados en la detección de estupefacientes, son perros dóciles y sociales, que fueron entrenados a partir de juegos didácticos en la detección de sustancias prohibidas” señalaron desde la repartición.

Desde 2004, se instituyó el 21 de Julio como el Día Mundial del Perro y uno de los objetivos de la efeméride es rendirles culto. Por ese motivo, la Policía de Río Negro quiere homenajear hoy a todos los perros que forman parte de la institución, cumpliendo distintos roles y acompañando al personal policial en la resolución de los casos más complejos.

Te puede interesar
Últimas noticias