domingo 25 de septiembre de 2022
0.9ºc Bariloche

DERECHOS DE LOS ANIMALES

Los perros en la guerra de Malvinas

Los perros en la guerra de Malvinas
viernes 01 de abril de 2022

En este 40 Aniversario de la gesta de Malvinas,  además de recordar a nuestros héroes humanos, también recordamos a nuestros perros que sirvieron en combate.

La locura de la guerra siempre ha tenido humanos y animales como protagonistas (ver nota https://www.barilocheopina.com/noticias/2016/06/22/25098-los-animales-en-la-guerra-reclutas-involuntarios)

El Ejército al igual que la Armada Argentina llevaron sus perros tácticos a las islas. Pero por algún motivo siempre que hablamos de los perros en Malvinas el primer nombre que se nos viene a la cabeza es "Tom".

Tom, el perro artillero, fue llevado a las islas a escondidas por el Cabo Primero de Ejército Omar Liborio. Tom se convirtió en leyenda. Tal es así que existe en la ciudad de Asunción, provincia de Buenos Aires, un monumento oficial en honor a este perrito artillero inaugurado en 2014.

A diferencia de sus pares (perros tácticos ), con entrenadores y asistencia veterinaria, Tom era un callejero que vivía en el Grupo de Artilleria 101 del Ejército Argentino.

En el momento de subir al camión, el perro se cruzó en el camino de Omar Liborio dos veces haciéndolo tropezar. Fue ahí en ese momento que sus miradas se cruzaron y Liborio dijo: "-Te venís conmigo a Malvinas-".

Rápidamente se ganó los corazones de la tropa, no sólo levantándoles el ánimo cuando estaban deprimidos sino también sirviendo como alerta frente a los ataques navales británicos.

Él era el primero en salir a buscar a los soldados que estaban distribuidos en diferenres sectores cuando su intuición le decía que venían las bombas.

El compartía la comida con los soldados y ellos le habían fabricado un abrigo con guantes y gorros de lana.

Cuando el Grupo de Artillería 101 disparaba con su máxima cadencia de fuego, él estaba ahí ladrando sobre una roca al lado del cañón, los ruidos ensordecedores no lo asustaban.

Este callejerito sabía muy bien que su vida estaba en peligro y la muerte rondaba por ahí, pero se portó como un soldado y un gran artillero.

"El 11 de junio cerca de las 11:15, un avión pirata lanzó un feroz ataque contra nuestra posición haciendo estallar nuestro can". Todos incluidos Tom pudimos cubrirnos rápidamente gracias a sus ladridos de alerta. La segunda pasada del avión fue más feroz; muchos resultaron heridos incluyéndome. En medio del humo, el olor a pólvora y heridos como estabamos salimos a buscar a Tom".

"Lo encontramos tendido sobre una roca herido de muerte. Las esquirlas del Sea Harrier lo habían alcanzado. Se quedó mirándonos inmóvil con sus ojos negros despidiéndose lentamente de nosotros "sus camaradas".

"Cuando volví al continente cada perro que tuve se llamó "Tom" en honor a el, quien en la fría turba malvinense fue mi mejor amigo, y los amigos jamás se olvidan". (Relato del Cabo Primero Omar Liborio VGM GA 101 EA) .

Los perros tácticos de Malvinas

La Infantería de Marina de la Armada Argentina destacó a 18 perros en la Guerra de Malvinas, algunos de ellos con méritos en combate. El Ejercito Argentino también llevó los suyos al Teatro de Operaciones Malvinas.

Estos son algunos de los nombres de nuestros héroes de 4 patas: Volf, Nando, Vogel, Warner, You, Falu, Keni, Negro, Franky, Nick, Duque, Ñaro, Ranquel, Ñancul, London, Onix, Olaf y Xuavia .

Todos participaron, incluso algunos fueron al frente de la batalla pero no regresaron.

Entre los destacados se encuentran:

"Xuavia" hembra Ovejero alemán, fue destacada por mérito años después cuando entre el 13 y el 14 de junio de 1982 ella encontró a un soldado del Ejercito herido y a punto de congelarse. Se quedó con él dándole calor hasta que llegaron los camilleros. Ella los acompañó hasta el hospital y después volvió con los suyos.

"Mortero" el perro del Ejército Argentino del regimiento de infanteria (hoy mecanizada ) nro 8.

Quedó registrado como el primer perro prisionero de guerra en la historia.

Una vez prisioneros arriba del navío Británico Norland "Mortero" les orinó la alfombra.

Los británicos lo quisieron tirar al agua pero los soldados formaron una barrera humana en torno a él. Todos regresaron juntos al continente.

Fueron muchas las historias de nuestros perros de guerra. Por fortuna nuestras Fuerzas Armadas al igual que los ejércitos de todo el mundo han tenido el coraje y la humildad de reconocer a estos animales durante los conflictos bélicos.

Hoy a 40 años del conflicto del Atlántico Sur, la memoria de nuestros soldados caninos está más viva que nunca.

David Telmo, Promotor de los Derechos de los Animales

¿Qué te genera esta noticia?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me indigna 0%
Me da tristeza 0%
Te puede interesar
Últimas noticias