Seguinos en las redes sociales!
Sus relatos nos hablan de una búsqueda interna, de vacíos, de ausencias, de inexistencias. Nos hablan de un transitar por espacios indeterminados y recursivos a la vez que, cual secuencia fotográfica, nos ubican en un lugar tan onírico como tangible.
Sergio Petriw: Fotografía hecha relato
21/08/2020
Ciudad Texto

Sergio Petriw: Fotografía hecha relato

 “La pregunta en realidad es: ¿Cuál es el hielo delgado? Es eso frágil que nos sostiene pero que no se debe forzar, que no se debe poner en tela de juicio, ni desafiar. Si flaquea, todo se desmorona…”

(en Hielo delgado)

Ingeniero y escritor literario, Sergio Petriw nació en Buenos Aires en 1974 y se radicó en San Carlos de Bariloche en el año 2001.

Entre fantástico y realista, el autor nos invita a deambular espacios tan indeterminados como ciertos. Así, propios de su literatura fantástica, nos encontramos con su novela Hielo delgado del año 2009, y sus cuentos, ganadores del Primer Concurso de Cuento Breve Fantástico para jóvenes escritores patagónicos organizado por la Fundación Ciudad de Arena en 2004, y el Concurso “Tu historia hace historia” organizado por la Municipalidad de San Carlos de Bariloche en 2006, integrados en las antologías Cuento Fantásticos y de Ciencia Ficción argentinos y Río Negro. 20 cuentos de selección. También pertenecientes al género fantástico, se encuentran sus cuentos “La fiebre” -presente en el espacio de Facebook #UnaRedParaSostenernos de la Editora Municipal Bariloche-, y “Sauce solo” y “Basilio debe morir” que, escritos hace ya unos años, pero formando parte de su próximo material, integran un momento literario donde la indeterminación del tiempo y del espacio, desdibujan la posible existencia de los propios personajes, y la posibilidad misma del universo del cuento.

Basada en una historia real y ambientada en un período histórico de nuestro país, su segunda novela Escarabajo pelotero -elegida por unanimidad del jurado en la Primera Convocatoria Literaria Anual FER 2016-, nos invita a otro tipo de lectura, de corte realista, donde lo fotográfico se vuelve tangible en tiempo y en espacio, tanto para sus lectores, como para su autor.

Sus relatos nos hablan de una búsqueda interna, de vacíos, de ausencias, de inexistencias. Nos hablan de un transitar por espacios indeterminados y recursivos a la vez que, cual secuencia fotográfica, nos ubican en un lugar tan onírico como tangible, tan vacío como completo en sí mismo, donde los silencios, las omisiones, los vacíos, las existencias tangibles e inexistentes, los tiempos suspendidos, los espacios que se alternan y se repiten, los personajes deambulando, buscando, reencontrando, generan, en suma, una metáfora como construcción: una fotografía hecha relato.


Sergio Petriw en el programa de radio Ideas Circulares, en Ciudad Texto.Escuchá el Podcast:

 


 

Sergio Petriw

Nacido en Buenos Aires en 1974

Radicado en San Carlos de Bariloche en 2001

Ingeniero Industrial en INVAP

Algunas de sus obras para descargar:

Hielo delgado

La fiebre

Escritor literario: Ganador del Primer Concurso de Cuento Breve Fantástico para jóvenes escritores patagónicos organizado por la Fundación Ciudad de Arena en 2004; Ganador del Concurso “Tu historia hace historia” organizado por la Municipalidad de San Carlos de Bariloche en 2006; Becado por el Fondo Nacional de las Artes; 3er Mérito Convocatoria a Novela FER 2009 por Hielo delgado; Primera Convocatoria Literaria FER 2016 por Escarabajo Pelotero.

Sus obras en narrativa formato cuento: Antología Sauce solo en vías de edición por la Editorial De la Grieta (San Martín de los Andes). Otros de sus cuentos integrados en Cuento Fantásticos y de Ciencia Ficción argentinos y Río Negro. 20 cuentos de selección

Sus obras en narrativa formato novela: Hielo delgado del año 2009; Escarabajo pelotero del 2016. En vías de edición: La obstinada brisa del tiempo por el Fondo Editorial Ríonegrino.

¿Por qué escribir Literatura?: “Un cable a tierra, una conexión con otro mundo que es totalmente ajeno y distinto al que me rodea laboralmente. Trato de que tenga otros códigos. (…) De pronto cuando estoy escribiendo algo o tengo algo en la cabeza un día, una semana, un año, depende, lo veo como un mundo propio que crece, que vive. Ahí me desconecto bastante con el día a día y, a su vez, me conecto con lo que ese mundo ofrece que sería la satisfacción creativa…”

 

Natalia L. Juri

Lucas Zeni

Compartí tu opinión sobre la nota!
  • Me interesa
    100%
  • No me interesa
    0%
  • Me indigna
    0%