miércoles 10 de agosto de 2022
7.5ºc Bariloche

EL CINE SEGÚN SÁNCHEZ

Un repaso por algunas de las nominadas a los premios “Oscar 2022”

Un repaso por algunas de las nominadas a los premios “Oscar 2022”
sábado 19 de marzo de 2022

La famosa "temporada de premios" culmina con la entrega de los premios de la Academia Artes y Ciencias Cinematográficas de EE. UU., conocidos como los Oscars. Si bien se trata de un premio que, en ocasiones, suele obedecer a criterios no necesariamente ligados al arte (como la corrección política o la temática del momento), no deja de ser una oportunidad para conocer nuevas películas. 

Escuchá todo en este link:

La selección suele ser variada e incluir opciones más tradicionales, algunas orientadas hacia el arte y otras pequeñas o independientes que no suelen ganar pero que se hacen conocidas solo por estar nominadas. Este año, son diez los largometrajes nominados en la máxima categoría y, en esta ocasión, mencionamos cuatro de ellas que son de fácil acceso.

- Don't Look Up / No mires hacia arriba (Adam McKay):

Una película que, en mi opinión, es producto del algoritmo de Netflix (plataforma en la que se encuentra disponible), ya que combina varios elementos que apuntan a generar polémica en un público masivo, tales como la destrucción del planeta, los medios, las redes sociales y la política. Todo esto teñido de humor negro e interpretada por grandes estrellas de Hollywood.

En EE. UU. un grupo de científicos/as de poco renombre descubren que un meteorito se estrellará contra la tierra en poco tiempo. El equipo quiere alertar a la Presidenta y otras personas que ocupan el lugar de la toma de decisiones, sin éxito, por lo cual recurren a los medios masivos de comunicación, donde los intereses de cada parte empiezan a hacer su juego y complicar aún más el panorama.

La película tuvo mucha repercusión en la audiencia al momento de su estreno y, si bien atrapa, no deja de notarse la intencionalidad de haber sido hecha para polemizar más que para crear un producto auténtico.

- CODA / El sonido del silencio (Sian Heder): 

Una historia emotiva basada en la original francesa “La Familia Bélier” (2014, Éric Lartigau), centrada en la vida de una familia de personas con hipoacusia, en la cual la única oyente es la hija adolescente, Ruby Rossi (Emilia Jones) y, en este caso, situada en un pequeño pueblo pesquero de EE. UU.

Durante toda su vida Ruby ha oficiado de intérprete de la familia, ya sea para las actividades comerciales en relación a la pesca (oficio que ejerce toda la familia) o para cualquier otra interacción con el resto de la comunidad. Esto ha convertido a los Rossi en una familia endogámica que, si bien disfruta de su mutua compañía, no tiene lazos fuertes con el resto de la sociedad.

En su último año escolar Ruby se suma a un coro, sacando a la luz su deseo de ser cantante, una actividad y pasión que no puede compartir con su familia y que la pone en jaque a la hora de decidir si puede continuar con su pasión, dejando atrás a una familia demasiado dependiente de ella.

Coda está disponible en Amazon Prime Video, y puede incluirse dentro del género de las coming-of-age o películas de crecimiento.

- Licorice Pizza (Paul Thomas Anderson):

La última creación de Paul Thomas Anderson (PTA) no pierde su estilo de autor ni algunas de las temáticas recurrentes de sus películas, tales como los años 70s, la ciudad de Los Ángeles y los niños/as prodigios/as. Si bien en sus ficciones suelen predominar las emociones fuertes y personajes intensos, en Licorice Pizza, el autor se inclina por una combinación entre una comedia romántica y una película de crecimiento, con un tono mucho más amable que en otras de sus creaciones.

Esta es la historia de Alana (Alana Haim), una joven de 25 años que no está muy a gusto ni en su casa ni en su trabajo y Gary (Cooper Hoffman), un adolescente de 15 años que trabaja como actor desde hace años, con una personalidad fuerte y segura que se enamora a primera vista de Alana.

La diferencia de edad hace que ambos empiecen su vínculo como una amistad; sin embargo, al ser esta una película de Paul Thomas Anderson, los vínculos no son tradicionales ni los más esperados. Al igual que en otra de sus producciones, en Licorice Pizza, vemos cómo se forma una familia, una pareja, con complicidad, amor verdadero, sin dejar los encuentros y desencuentros propios de cualquier relación.

No obstante, el derrotero por el que pasan Alana y Gary podría evitar algunos de los tantos episodios extravagantes que se incluyen en sus más de dos horas de duración. 

Con un excelente recibimiento en el público fanático y no fanático de PTA, tanto por las actuaciones de ambos jóvenes como por la estética siempre cuidada al milímetro por su director.

- The Power of the Dog / El poder del perro (Jane Campion):

Esta es la gran candidata a los premios Oscar de este año, así como su directora Jane Campion, quien después de varios años, vuelve a ser nominada en esta categoría. 

Campion apunta a un Western que incluye tanto elementos clásicos (como la dicotomía entre la ley el “fuera de la ley”) y otros más contemporáneos, como la temática de la diversidad sexual y la intolerancia. En esta ocasión lo hace a través de una película de "cocción lenta", que atrapa más por su despliegue artístico tanto desde la fotografía como la interpretación de sus actores y actrices, que por su historia o guión, los cuales valen mucho la pena también.

La historia se desarrolla en un rancho en el oeste de EE. UU. en el cual dos hermanos muy diferentes entre sí, deben convivir. Phil Burbank (Benedict Cumberbatch) es el rebelde, que no se ajusta a ninguna regla y quien genera temor así como un séquito de seguidores. George Burbank (Jesse Plemons), el más “correcto”, quien sigue los mandatos de su familia y de la sociedad, decide casarse con una mujer viuda Rose (Kirsten Dunst) que tiene un hijo adolescente, Peter (Kodi Smith-McFee).

Peter y Rose se mudan al rancho familiar y allí comenzará la tensión entre Phill y la nueva familia. La sensación de tensión es la que prima a lo largo de toda la película, generando un suspenso constante difícil de describir ya que apunta ciento por ciento a lo sensorial.

La puesta en escena y uso de la luz son impecables, al igual que todas las actuaciones. Se encuentra  disponible en Netflix, así como un corto especial sobre el proceso de creación de Jane Campion.

Temas de esta nota

¿Qué te genera esta noticia?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me indigna 0%
Me da tristeza 0%
Te puede interesar
Últimas noticias