miércoles 10 de agosto de 2022
5.8ºc Bariloche

EL CINE SEGÚN SÁNCHEZ

Santa Evita: La Serie

Santa Evita: La Serie
domingo 31 de julio de 2022

A setenta años del fallecimiento de Eva Perón, la plataforma Star+ (Star Plus) estrenó la miniserie “Santa Evita”, basada en el bestseller homónimo de Tomas Eloy Martínez.

Escuchá la columna en Ideas Circulares

Esta producción internacional parte de un guión interesante basado en tres líneas temporales que se van presentando de manera alternada a lo largo de cada uno de los siete capítulos.

En una primera línea, se relata la historia del destino del cuerpo de Evita, al fallecer en 1952, el tratamiento de embalsamado a cargo del español Pedro Ara (interpretado por Francesc Orella) y el posterior derrotero a cargo de los militares que habían depuesto a Perón (interpretado por Darío Grandinetti) en el Golpe Militar del ‘55; centrándose especialmente en el rol del ex Edecán de Evita y miembro del servicio de inteligencia del Ejército, el Coronel Carlos Moori Koening (Ernesto Alterio).

En segundo lugar seguimos la investigación periodística que busca encontrar información certera acerca de la devolución del cuerpo por parte de los militares a Perón en España y los riesgos por meterse en este tema estando aún en un gobierno de facto en 1971. Finalmente, el relato se completa con los “flashbacks” de la vida de Eva Perón (interpretada por Natalia Oreiro), desde su infancia en la provincia de Buenos Aires, pasando por su adolescencia, sus inicios en el radioteatro y su formación como líder política.

Si bien el argumento está basado en los hechos reales que son parte de nuestra historia, vale aclarar que el libro de T. E. Martínez tiene el formato de novela y no de documento de investigación (si bien la hubo de manera muy completa) y que esta transposición, llevada a la pantalla, suma otros agregados. Sea cual sea el relato, la serie muestra la fascinación sobre la figura de Evita, ya sea a través del odio, del amor, o del temor a que se convirtiera en “una nueva santa”. Lo cierto es que, en el afán por evitar que el sector popular le rindiera culto, la estrategia de borramiento de su figura, por parte de los militares a cargo en ese momento, la serie muestra que no pudo evitar que se convirtiera en el ícono que sigue siendo en la actualidad. 

Algunas escenas pueden no ser aptas para personas que sean fácilmente impresionables, ya que muestran, en repetidas ocasiones, el famoso cuerpo embalsamado y las múltiples formas que tuvieron los diferentes hombres de acercarse o relacionarse con él. Si bien esto ocupa gran parte de la narración, la serie profundiza también en la transformación de una joven Eva Perón hasta llegar a “Evita”, a través de una cuidada interpretación de Natalia Oreiro, quien logra transitar con matices este camino.

Si bien la serie se toma su tiempo para contarla, la historia resulta interesante y difícil de imaginar que pudiera suceder en otro país que no fuera Argentina. La puesta en escena, el tratamiento del vestuario y la dirección de arte ayudan a llevarnos a cada uno de los diferentes momentos en los que están situados las líneas de relato, demostrando la inversión en este tipo de producciones.

Temas de esta nota

¿Qué te genera esta noticia?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me indigna 0%
Me da tristeza 0%
Te puede interesar
Últimas noticias