martes 16 de abril de 2024
12.9ºc Bariloche

El fiasco de Woodstock 99

El fiasco de Woodstock 99
domingo 21 de agosto de 2022

El festival de Woodstock realizado en 1969 fue emblemático y quedó en el inconsciente colectivo como una forma de expresión pacífica de la juventud contra la guerra de Vietnam, así como un ejemplo concreto sobre cómo la música y la cultura pueden hacer oír un mensaje a toda la sociedad y, además, perdurar en el tiempo.

Su recuerdo y marca impulsaron a uno de sus creadores, Michael Lang, junto a un productor nuevo, a replicar la experiencia en 1994 y 1999. Lamentablemente, los resultados y el registro de estas experiencias fueron totalmente distintas a la original. 

Escuchálo en Ideas Circulares

Tanto Woodstock ‘94 como su versión del ‘99 fracasaron pero por diferentes motivos. En 1994, los creadores perdieron dinero, al no cubrir el total de las entradas en parte por el clima de lluvia constante, así como por la cantidad de personas que ingresaron sin pagar.

Por este motivo y, a los cinco años de haber organizado aquel festival, Michael Lang y John Scher comenzaron a organizar el siguiente encuentro a 30 años del primer festival. 

El fracaso rotundo del episodio, sumado a la televisación durante los tres días de encuentro a través del canal MTV, dieron suficiente material para que, actualmente, existan dos producciones documentales sobre el caso. Hace un año se estrenó en la plataforma HBO Max el largometraje “Woodstock ‘99” y hace unas semanas Netflix hizo lo propio con una serie documental de cuatro capítulos llamada “Fiasco total: Woodstock 99”.

Ambos documentales muestran no solo material de archivo sino que acompañan las imágenes en crudo con testimonios de personas que asistieron y protagonistas del desastre, tal como productores, colaboradores/as y personal de “seguridad”.  

El largometraje de HBO Max tiene un relato ameno y llevadero que, si bien muestra las diferentes aristas del problema, se centra más en la cultura de la generación de finales de la década de los 90s.

A través de diferentes interlocutores/as explora el clima de la juventud del momento y, en especial, del público al cual iba dirigido este festival: varones blancos, heterosexuales, cisgénero. En este sentido, las bandas que estaban convocadas como “Red Hot Chilli Peppers”, “Limp Bizkit”, “Offspring”, “Metallica”, a su vez convocaban a una audiencia específica que no era ni diversa ni inclusiva y que, por lo que se pudo comprobar durante y después del festival, tenía un marcado comportamiento machista en el cual las mujeres eran consideradas objetos para su diversión y abuso. 

Si bien la docuserie de Netflix también explora esa línea argumental, agrega además el factor económico y el afán de recuperar el dinero perdido por los productores en el ‘94. Tanto Lang como Scher se ocuparon de bajar los costos al mínimo empezando por elegir una base naval abandonada sin ningún tipo de resguardo del sol, reduciendo el personal de limpieza, la cantidad de baños químicos y canillas con agua potable disponible, así como bajando la calidad de las duchas, tercerizando la venta de comida y bebidas y contratando jóvenes sin experiencia para cuidar a los/as asistentes durante el festival.

En este contexto, en cuanto llegaron al predio, los/as jóvenes se dieron cuenta enseguida que el plan era ganar dinero a expensas de su comodidad y seguridad. No pasó mucho tiempo hasta que los baños quedaron inutilizados, el lugar se llenó de residuos plásticos y la gente empezó a necesitar agua para tomar y lavarse, por lo que cortaron los caños dejándola correr, generando barro con agua inutilizable.

El malestar fue aumentando a medida que avanzaban los días y, los músicos (cabe destacar que solo fueron convocadas 3 mujeres para tocar durante todo el festival) arengaban a una multitud enardecida para que “rompieran todo”. El segundo día del festival comenzó el caos, mientras todo era transmitido en vivo a través de MTV. 

Resulta interesante escuchar los testimonios de los/as participantes y la manera en la que Lang y Scher siguen sosteniendo que no tuvieron responsabilidad en un evento que ellos mismos produjeron, endilgado la culpa a Fred Durst, cantante de Limp Bizkit. Ambos testimonios se repiten en los dos documentales y, si bien la docuserie ahonda más que el largometraje, tanto el de HBO Max como el de Netflix son atractivos e interesantes para analizar el sentido de este tipo de encuentros, así como el clima especial de aquella época. 

En el extremo contrario encontramos un documental que muestra un festival olvidado, oculto y que significó la reivindicación de la cultura afrodescendiente en una época en la que los derechos civiles estaban fuertemente en disputa en EE. UU. “Summer of Soul: o cuando la revolución no pudo ser televisada” es un largometraje disponible en Star+ (Star Plus) estrenado en 2021, en el cual se expone un valioso material de video que estuvo oculto durante más de cincuenta años.

El documental muestra el Festival Cultural de Harlem que se realizó el mismo verano que Woodstock ‘69 pero pasó desapercibido, excepto por las miles de familias afrodescendientes que asistieron. Este encuentro se dio en una plaza del barrio de Harlem (Nueva York) al aire libre y durante el día, lo cual permitió que las personas asistieran en familia y de manera gratuita.

En un escenario lleno de color se presentaron bandas, solistas mujeres y varones consagrados/as en los géneros del soul, blues y gospel. Entre ellos/as estuvieron Stevie Wonder, Nina Simone y B. B. King. A diferencia de la experiencia de Woodstock ‘99, el festival de Harlem fue coordinado con pocos recursos pero con el solo ánimo de acercar la música a las familias de ese barrio y expandir un espíritu orgulloso por su cultura. 

Hoy podemos acceder a este valioso material gracias al documental que estuvo nominado al Oscar y vale la pena ver, no solo para disfrutar de la excelente música, sino también para observar las diferencias en los resultados cuando las intenciones son el lucro o la expansión de la cultura.

Temas de esta nota

¿Qué te genera esta noticia?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me indigna 0%
Me da tristeza 0%
Te puede interesar
Últimas noticias