sábado 22 de junio de 2024
1.9ºc Bariloche

TELEFÉRICO CERRO OTTO

Parapentistas: Teleférico Cerro Otto formalizó el pedido de veto a la ordenanza

Parapentistas: Teleférico Cerro Otto formalizó el pedido de veto a la ordenanza
lunes 10 de junio de 2024

La Fundación Sarah María Furman, propietaria del Complejo Teleférico Cerro Otto, solicitó formalmente al intendente Walter Cortés el veto de la Ordenanza Nº 3455-CM-24. Esta ordenanza, sancionada por el Concejo Municipal, permite el aterrizaje de parapentes en terrenos pertenecientes a la fundación y en calles adyacentes no abiertas y sin nombres.

Lee también: Teleférico Cerro Otto solicitará veto de la ordenanza que permite el aterrizaje de parapentes en su predio

En su nota formal, la fundación expresa "sorpresa" por no haber sido consultada en una medida que afecta directamente su funcionamiento. Señalan que la ordenanza "no consideró los riesgos y accidentes frecuentes" asociados a esta práctica.

"Tampoco ha considerado cuestiones legales ni hechos luctuosos y accidentes que ocurren con asiduidad en el lugar, durante la práctica reconocida por la Ordenanza", indican.

Además, advierten sobre los peligros del aterrizaje en calles transitadas por vehículos y personas, especialmente durante la temporada alta. También destacan inconsistencias jurídicas, criticando el uso del término "reconoce" para el área de aterrizaje sin desafectar el uso público de las calles, y la falta de requisitos claros sobre seguros.

La fundación subraya el impacto negativo en el Teleférico Cerro Otto, una atracción que transporta más de 200,000 personas al año, y lamenta que no se haya consultado a otras áreas municipales relevantes.

Lee también: Parapentistas defienden la ordenanza que permite el aterrizaje en el predio del Teleférico

Finalmente, solicitan el veto de la ordenanza, reservando todas las acciones legales necesarias para defender sus derechos. La nota concluye reafirmando su compromiso con la seguridad de la comunidad y los turistas, al tiempo que buscan un equilibrio entre las actividades deportivas y el funcionamiento seguro de sus instalaciones.

Lee también: Parapentistas defienden la ordenanza que permite el aterrizaje en el predio del Teleférico

Paralelamente, la fundación enfatiza su "compromiso con la comunidad y la seguridad", mencionando que "en ningún lugar del país se permite volar sobre áreas altamente pobladas como es la zona afectada".

Finalmente, solicitan el veto de la ordenanza, reservando todas las acciones legales necesarias para defender sus derechos. La nota concluye reafirmando su "compromiso con la seguridad de la comunidad y los turistas", al tiempo que "buscan un equilibrio entre las actividades deportivas y el funcionamiento seguro de sus instalaciones".

La nota completa

"Nos dirigimos a Ud. en virtud de la reciente sanción de la Ordenanza Nº 3455-CM-24 por parte del Concejo Municipal de esa Municipalidad, que “reconoce como área de aterrizaje” de vuelos de parapentes sobre el predio existente en la base del Teleférico Cerro Otto perteneciente a la Fundación Sara María Furman o sobre las calles no abiertas y sin nombres y que limitan en toda su extensión con los inmuebles de nuestra propiedad.

En primer lugar, grande ha sido la sorpresa cuando nos anoticiamos que un tema que afecta de manera directa a esta Fundación y el funcionamiento del Teleférico “Cerro Otto”, que no se nos convocara para analizar la propuesta de una asociación deportiva.

Tampoco ha considerado cuestiones legales ni hechos luctuosos y accidentes que ocurren con asiduidad en el lugar, durante la práctica reconocida por la Ordenanza.

Además de ser un dislate jurídico, en la práctica se ha reconocido dos calles para el aterrizaje de parapentes, sin considerar siquiera que serían espacios donde circularían personas y vehículos particulares que concurren al medio de elevación mencionado, colectivos de propiedad y maquinaria pesada de la Fundación.

Se obvió analizar, por ejemplo que en las playas de estacionamiento de la base inferior del Teleférico “Cerro Otto” concurren diariamente alrededor de 300 automóviles en los meses de temporada alta y 200 en la temporada baja, con lo cual el movimiento de vehículos en las calles reconocidas es muy importante, con lo cual el descenso de parapentes sobre ellas provocará innumerables y peligrosos inconvenientes.

No consideró el Concejo Municipal de la existencia de la estación inferior del Teleférico “Cerro Otto”, desde la cual salen las cabinas que a través de cuatro cables de acero, ascienden a la cumbre de la montaña, como lo hace desde hace más de cincuenta años.

Decimos ello, dado que el área que la Ordenanza reconoce como área de descenso es altamente peligrosa para ellos y para la seguridad propia del medio de elevación que transporta más de 200.000 mil personas cada año.

Tampoco justifica la Ordenanza las razones por las qué eligió lugares de alto tránsito de personas y vehículos y no otras calles como por ejemplo la calle Sara María Furman, Cerro los Cantaros u otra de los distintos barrios de la ladera Sur del Cerro Otto.

Resaltamos además algunas inconsistencias jurídicas del texto de la Ordenanza, en cuanto utiliza el término “reconoce” para área de aterrizaje de vuelos de parapentes, sin desafectar el uso público de la calle.

Destacamos además los propios términos de la Ordenanza, que reconoce explícitamente que son calles sin abrir y sin nombre, lo cual demuestra a las claras que el Estado Municipal nunca las ha considerado como espacio público.

Cuando se refiere al Anexo I de la Ordenanza dice “conforme croquis”, y en realidad se agrega una copia de un supuesto plano catastral, sin delimitar él área de aterrizaje que “reconoce”.

Por otra parte, crea una ilegal exclusividad por parte de una asociación deportiva de dos calles para el aterrizaje de parapentes, tal como reza el art. 2º).

Respecto del art. 3º) debemos decir que el mismo es inconstitucional ya que legisla sobre cuestiones reservadas al Congreso Nacional por el art. 75) inc. 12.

En efecto, legislar sobre daños es atribución del Congreso Nacional y por ende el art. 3º) mencionado no surte ningún efecto, ni respecto de esta Fundación, ni respecto de terceros.

También debe considerar el Señor Intendente que, si bien en los Fundamentos de la Ordenanza se menciona un seguro que tendría como asegurado a la Municipalidad, nada se le exige a la asociación reconocida, sobre cuál póliza debe tomarse, ni montos de coberturas, ni otros requisitos que debería reunir la misma.

Estas dos aclaraciones, demuestran a las claras que se trata de una actividad riesgosa no solo para aquellos que la realizan, sino para los transeúntes y bienes de terceros.

Pero además es a todas luces claro que la afectación a esta Fundación es tal, que el propio Concejo Municipal creyó que había que mantenerla indemne, con lo cual también es patente que a la principal interesada se la debió convocar para tratar el proyecto que derivó en la Ordenanza cuestionada.

Asimismo, otro tema no menor que es que no se consideró la afectación y uso del espacio aéreo sobre los terrenos, que tampoco pueden utilizar sin autorización, y que al no mencionarse trazados ni rutas de vuelo de los aparatos, no se indica si la Ordenanza está autorizando o no el paso de los parapentistas sobre el Espacio Aéreo de nuestra propiedad... lo que inevitablemente va a suceder con el proyecto de aterrizaje sobre las dos calles aún no trazadas, para poder llegar hasta las mismas. Desde ya le expresamos que de ningún modo permitiremos la invasión del espacio aéreo sobre ningún lote de nuestra propiedad, porque tenemos responsabilidad civil, sin perjuicio de la culpa penal o el dolo eventual, cuando suceden hechos graves de lesiones o peores sobre nuestro personal o los miles de turistas que sufran alguna consecuencia física, o sobre sus bienes, de lo que hay antecedentes.

Entonces tenemos que por las propias características de lo sancionado, además de esta Fundación, se debió convocar a las Juntas Vecinales de la zona, a las áreas municipales de Defensa Civil, de Tránsito, Juntas Vecinales, a la Delegación Municipal Cerro Otto, entre otras.

Además, vemos que se pretende mediante una Ordenanza municipal, modificar los Códigos, intentando liberar de responsabilidades legales por los accidentes que ocurren, a la Fundación y al Municipio, mediante una norma municipal, que no puede tener esa jerarquía.

También es de considerar que en ningún lugar del país se permite volar sobre áreas altamente pobladas como es la zona afectada, mucho menos sobre tendidos eléctricos de alta y media tensión o sobre un medio de transporte de personas por cable.

El Señor Intendente conoce la obra de esta Fundación, que asiste a miles de personas de la región a través de la Cooperadora del Hospital Zonal y lo que significa el Teleférico “Cerro Otto” como excursión icónica de la ciudad de San Carlos de Bariloche como destino turístico, lo cual se pone en riesgo con la Ordenanza que se pide sea vetada.

Por todo lo expuesto, solicitamos formalmente se proceda a Vetar la Ordenanza Nº 3455-CM-24.

Todo lo dicho no significa renuncia de derecho alguno sobre los predios afectados por la mencionada norma, que esta Fundación posee desde hace más de 50 años, de manera pública, pacifica e ininterrumpida y continua.

Por todo lo expuesto se reservan todas las acciones legales, administrativas y judiciales que sean necesario y correspondan en defensa de los derechos de esta Fundación.

Asimismo dejamos aclarado que no estamos en contra de la práctica de esta actividad caracterizada como de “aventura”, si se realiza en los lugares adecuados para ello".

 (Bariloche Opina)

¿Qué te genera esta noticia?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me indigna 0%
Me da tristeza 0%
Te puede interesar
Últimas noticias