Seguinos en las redes sociales!
Sociedad
Proteccionistas de Bariloche se mostraron en desacuerdo con la política de castraciones que implementa el área de Salud Animal del municipio.
La pandemia no puede ser utilizada como excusa para interrumpir o cercenar las políticas de salud animal
02/09/2020

La pandemia no puede ser utilizada como excusa para interrumpir o cercenar las políticas de salud animal

Los grupos proteccionistas de Bariloche colaboran voluntariamente con las castraciones de perros y gatos. El objetivo es lograr el “control poblacional”, es decir haya tantos animales como hogares disponibles para adoptarlos.

Durante estos últimos 15 años de trabajo se respetaron los fundamentos que rigen la Ordenanza para el control poblacional de la fauna urbana, logrando preservar la salud pública, cuidando la seguridad de las personas, la higiene de la ciudad, la protección del medio ambiente y la salud animal.

De esta manera, las campañas de castraciones deben ceñirse a ser: tempranas, realizadas antes del primer celo; gratuitas sin excepciones; extendidas, abarcativas, incluyendo perros y gatos, hembras y machos, adultos, cachorros, mestizos, de raza, de zona urbana y rural, preñadas y en celo, de clase social alta, media y baja; sistemáticas, sostenidas en el tiempo y masivas, abarcando el mayor número de individuos en el menor tiempo posible y cubriendo con sobre turnos para llegar al número diario.

Este trabajo sistemático, comprometido y en conjunto con los veterinarios de Zoonosis, ha permitido como comunidad trabajar sobre las causas del problema de la sobrepoblación, adelantándonos a las consecuencias.

Hoy, en la gestión del nuevo jefe del área y en medio de la pandemia, que claramente llegó para convivir con nosotros; utilizando esta realidad como excusa, la campaña de castración no cumple con estas características. La misma ha dado un giro absolutamente negativo que complicará en el corto plazo la población de perros que se venía eficazmente controlando. El crecimiento de las poblaciones de animales es exponencial, por ello, es imperioso e imprescindible cumplir a rajatabla las características del programa de control. Un programa público, que protege la salud de la comunidad, no puede tener excepciones.

Hoy, con el cambio del director y de cirujano en Sanidad Animal, se ha perdido la sistematicidad con la que se venía trabajando y el sostenimiento de las castraciones en el tiempo.

No se está trabajando en prevención, ya que no castran perras en edad temprana, ni animales mayores a 30 kilos. Tampoco algunos animales de raza, animales en celo, gordos o flacos (sanos) ni con heridas superficiales. Hay muchos rechazos de animales, sin fundamento. Muchos contribuyentes no han podido castrar a sus animales con explicaciones casi irrisorias. Este actuar desidioso producirá prontamente en el desequilibrio de fauna urbana.

Esto atenta de manera directa contra el trabajo de los voluntarios y el que vino llevando a cabo el Departamento de Sanidad Animal (ex Zoonosis) en todas sus gestiones, a excepción de la actual.

El criterio veterinario y de conducción del Departamento de Sanidad Animal, va en detrimento de la necesidad de una ciudad con más de 200.000 habitantes, para la cual se necesitan por lo menos 130 castraciones semanales.

La pandemia no puede ser utilizada como excusa para interrumpir o cercenar las políticas de salud animal, la prevención de las enfermedades zoonóticas y el alivio social que significa la castración de los animales del hogar. Más aún en pandemia, es cuando el Estado debe optimizar sus recursos para evitar problemas mayores; no puede destruirse por defecto de abandono y desidia el trabajo y la inversión que durante más de una década sostuvieron los contribuyentes.

No queremos volver a transitar caminos equivocados. Hemos luchado mucho para llegar a estas instancias y no permitiremos que por falta de previsión o por mera mediocridad, Bariloche pierda todo el camino recorrido.

La Ciudad necesita volver al número de castraciones que garanticen el Control Poblacional, de lo contrario haremos responsables directos de las consecuencias a las máximas autoridades políticas a nivel municipal, en la figura del Director del área y el Intendente Municipal.
La falta de castraciones se traduce en sobrepoblación animal; y ésta a su vez en abandono, desnutrición, maltrato y muerte de perros y gatos.

La desidia y la mediocridad son dos características que no deberían describir a nuestras autoridades… esperamos que este no sea el caso.

Mi Granito de Arena Castraciones: [email protected]
Dejando Huellas Bariloche: [email protected]
Perritos Bariloche: [email protected]
Patitas Del Alto: [email protected]
Amigos Callejeros: [email protected]

Compartí tu opinión sobre la nota!
  • Me interesa
    83%
  • No me interesa
    0%
  • Me indigna
    17%
Dejar un comentario

Rescataron a una persona accidentada en el sendero a Playa Muñoz

La Intendencia del Parque Nacional Nahuel Huapi a través del Departamento de Incendios, Comunicaciones y Emergencias (ICE), informa que en la tarde de hoy, se evacuó a una persona en el sendero de Playa Muñoz.

Coronavirus: 19 confirmados, 135 altas y dos pacientes fallecidos hoy en Bariloche

En la provincia se confirmaron 144 casos positivos, se dieron 312 altas y fallecieron 11 pacientes. El total de activos es de 2664 personas y 7495 recuperados. Hay 24 camas UTI disponibles.

¿Cómo será el regreso del turismo a Bariloche?

Desde el Ejecutivo municipal explicaron cómo son los mecanismos para un regreso "paulatino" de turistas a la ciudad. Las etapas, los protocolos, las condiciones y la capacidad del sistema sanitario de la ciudad.

Analizan cómo reducir la curva de contagios para una posible reactivación del turismo

La mesa de trabajo convocada por el Municipio evalúa distintas posibilidades de cara a una posible reactivación del turismo. La clave del análisis es cómo reducir la curva de contagios en la ciudad.