Seguinos en las redes sociales!
“Escribir sin preguntarme mucho por qué, tiene sentido para mí, me alivia, me cambia el horizonte, me explica a mí misma, me traduce, me interpela, me comunica, me deja escrita” expresa Biscayart.
La literatura como testimonio propio, subjetivo y colectivo
13/09/2020
Ciudad Texto

La literatura como testimonio propio, subjetivo y colectivo

“…La razón es un círculo

ahí podría guardar mis alas”

(en “Paradoja” – Eso otro se llama luna)

 

Nacida en Mar del Plata en 1972, se radicó en San Carlos de Bariloche en 1985, y reside actualmente en Dina Huapi.

Profesora del Departamento de Matemática en la Universidad del Comahue, ha coordinado talleres de escritura, fue integrante en varios jurados de concursos literarios, y ha obtenido numerosos reconocimientos a nivel provincial e internacional, entre los que destacamos el Primer Premio en el Concurso de Escritores Patagónicos por su libro de cuentos Invenciones de 2008, y la Mención en Concurso libro poesía de la Editora Municipal  Bariloche por su poemario La trama que sostiene los jardines de 2016.

Ha participado en varias antologías, entre ellas Casi nada en el viento del año 2000 y Estación 13 de 2008. Es autora del libro de cuentos El amor, solo una idea de 2012; y de los poemarios Eso otro se llama luna de 2014; El inevitable trazo de las horas de 2018; y Un lugar para los huesos de 2019.

Definiendo la escritura como una condición: algo inherente y vital, “un medio de cordura en este mundo”, las obras de Carolina que, por lo general, conforman cuentos y poemas, no buscan clasificarse en géneros o formatos textuales, sino llegar al origen, a aquel lugar más íntimo, genuino, donde los márgenes y el lenguaje aprendido pueden romperse para dar nacimiento a algo más, “al mínimo sonido, al límite, donde comienza la vida”.

Así, en un cuestionar rutinas sociales, sus palabras preguntan, inquietan, desorientan apelando a la percepción de una certeza profunda desde el mismo estado de confusión. Como ver la totalidad desde las alturas, desde ese límite en donde uno se encuentra a sí mismo; como ser, en suma, lo que son: un testimonio cual toda obra de arte.

Recibió el Primer Premio Ayuntamiento de Gran Canaria, España por su “Certezas” en 2006; Primer Premio en el Concurso de Escritores Patagónicos 2008 por Invenciones reeditado por CONABIP en 2010; Primera Mención Convocatoria FER 2009 por “Sentencia de invierno”; Mención en Concurso libro poesía de la Editora Municipal Bariloche 2016 por La trama que sostiene los jardines.

Sus obras en narrativa: Invenciones (2008); El amor, sólo una idea (2012)

Sus obras en poesía: Eso otro se llama luna (2014); La trama que sostiene los jardines (2016); El inevitable trazo de las horas (2018); Un lugar para los huesos (2019)

 

¿Por qué escribir Literatura?

“Escribir es una condición. Algo inherente a mí, no algo adquirido. Es una condición porque (escribir) es algo vital para mí, creo que mantiene mi cordura en este mundo, o me permite sostenerme en estos hilos de sociedad y de rutinas a los que profundamente, a un nivel más inconsciente, no les encuentro un sentido en sí mismos. Escribir sin preguntarme mucho por qué, tiene sentido para mí, me alivia, me cambia el horizonte, me explica a mí misma, me traduce, me interpela, me comunica, no sé, me deja escrita, y deja escrita mi mirada del mundo soy toda yo, cuando escribo soy toda entera, como que integro todas mis partes".

 


Escuchá a Carolina Biscayart en el Podcast de Ciudad Texto del programa Ideas Circulares

“…Las ideas, esa trampa

que nos sostiene”

(en “Conceptos preliminares” – El inevitable trazo de las horas)

“Me gusta caminar por las medianeras y si es posible pasar a los techos. Quedarme ahí durante horas. Desde esa altura la realidad se ve más completa y más inaccesible. La belleza es más estática, está como suspendida, y se deja contemplar sin perturbarse…”

(en “Cuestión de ojos” – Invenciones)

 

“De dónde viene esa canción

que suena a llanto lejano

de dónde viene ese sueño

en el que veo niños de pelo enmarañado

que miran a sus padres

con desesperación prudente

para saber si es tiempo de reír o de llorar…”

(en “La que espera” – Un lugar para mis huesos)

 

Para conocer más sobre la autora:

En la serie Poemas de mujeres que ven montañas en la voz de Anahí Rayen Mariluan

“Todos los poemas de mi vida” en #UnaRedParaSostenernos – convocatoria de la Editora Municipal Bariloche

 

En Autorxs de la Patagonia

 

“…Cuando se está así, a la deriva

la tierra es un sueño profundo y bello

que se comprende hasta la locura

Cuando todos los lugares están lejos

el amor nunca llega

cada ola es una verdad que insiste

y a pesar del estruendo de su golpe certero

se parece al silencio de la muerte…”

(en “Reiteración” – Eso otro se llama luna)

 

Por Natalia L. Juri y Lucas Zeni

 

Compartí tu opinión sobre la nota!
  • Me interesa
    %
  • No me interesa
    %
  • Me indigna
    %
Dejar un comentario