martes 27 de febrero de 2024
18.9ºc Bariloche

Una incomprensible afrenta a la Virgen María y la grey católica

Por Diego Breide.

lunes 14 de diciembre de 2020

En nuestra ciudad de Bariloche, si ya resulta inentendible la algarabía, la danza y el festejo de la juventud congregada en la vigilia expectante de la aprobación de la media sanción del proyecto de aborto, que es como festejar la muerte, o lo que es peor, festejar y aplaudir que el nacimiento humano será, si se aprueba este proyecto, un delito sancionado con toda severidad, mas vergonzosa y repudiable aun ha sido la idea de estos jóvenes que para visibilizar su militancia pro-aborto no trepidaron en herir el corazón mismo de los fieles católicos, colocando un altarcito con la imagen de la Virgen de la Medalla Milagrosa con su rostro semicubierto por un pañuelo verde, símbolo de su campaña, y al lado un cartel con una oración blasfema a la Virgen como protectora del aborto, y esto al amparo de las autoridades municipales que facilitaron el lugar en las puertas mismas del Concejo Deliberante, y permitieron incluso que se transgrediera el toque de queda con el que papa Gennuso nos cuida.

Hace un mes veíamos incrédulos como 10 jóvenes encapuchados entraban a la Iglesia Parroquial de El Bolson, agrediendo a los curas franciscanos que estaban ahí, destrozando el mobiliario del templo y vandalizando las imágenes de Santos, de la Virgen María y del Santísimo Sacramento, y así como entraron salieron gritando a la vista de policías y autoridades.

Cuál es el mensaje en ambos hechos, que aunque con distinta motivación tienen vinculo ideológico?, pues, simple y sencillo... expresar en toda su crudeza el odio a la Fe, el odio al Niño, el odio a la Madre, y en definitiva el odio y el rechazo a todo lo que represente amor, ternura, compasión, belleza y protección del débil y del inocente. Para estos jóvenes revolucionarios que con su pañuelo verde nos traen la liberación, una madre con un niño en brazos es como la representación de la tortura y la opresión.

Por otro lado, vemos en nuestro país que todos los colectivos sociales, las minorías de cualquier tipo, las etnias, las disidencias, las diversidades, las distintas expresiones ideológicas son respetadas y protegidas, y cuando son discutidos sus símbolos y sus “dogmas” todo el poder estatal se pone en movimiento para reprimir y sancionar a los autores, salvo en un caso... y es el conjunto del cristianismo en general y del catolicismo en particular. Frente al cristiano esta todo, absolutamente todo, permitido, desde el insulto y la blasfemia, hasta la burla, la negación, el rechazo, el ataque de sus templos, de sus más sagrados símbolos, de sus sacerdotes y pastores, en definitiva, acoso y derribo de la Cruz y de todo lo que ella represente, bajo el amparo y protección del Estado en todas su formas.

Es que no se soporta al INOCENTE porque su mirada de Fuego y Amor nos pone delante de nuestra miseria de egoísmo, de hipocresía, de resentimiento y de rabia nihilista con la que absurdamente se pretende alcanzar una libertad sin destino. Estos jóvenes que hoy se atreven a burlarse y blasfemar de la Madre del Amor, un día se encontraran, como todos, en la instancia de su propia muerte, y seguramente tendrán en la Virgen del Corazón Puro una Madre que vendrá a acunarlos en sus brazos, ojala que el pañuelo verde con el que hoy tapan su rostro no les haya obnubilado su conciencia en aquel momento.

Diego José Breide

DNI 13714298

Te puede interesar
Últimas noticias