Seguinos en las redes sociales!
El Vinotecario es el espacio virtual que crearon Alexia Sidorenko y Marcelo Boer, dedicado a compartir todo el conocimiento en vinos que adquirieron durante años. Ambos contaron a Bariloche Opina cómo surgió este emprendimiento en plena pandemia.
El Vinotecario: Pasión por el vino en tiempos de pandemia
Vinos

El Vinotecario: Pasión por el vino en tiempos de pandemia

Hace 13 años Alexia Sidorenko y Marcelo Boer viven en Bariloche, desde que dejaron Buenos Aires. Ahora, en plena pandemia, lograron concretar un sueño basado en el amor y la pasión que ambos comparten. El Vinotecario es el espacio virtual que crearon, dedicado a compartir todo el conocimiento en vinos que adquirieron durante años.

Ella es psicóloga y él, cirujano infantil. "Yo empecé a trabajar apenas llegamos, en recursos humanos de un hotel, durante 6 años. Los dos siempre estuvimos muy comprometidos con nuestros trabajos. Pero nuestra intención era de que en algún momento íbamos a hacer algo que nos diera más libertad y que nos guste", dijo Alexia en diálogo con Bariloche Opina.

El gusto por el vino, compartido por ambos, "siempre como consumidores", los llevó a viajar a lo largo del país y a distintos lugares de Europa, en especial, aquellos "emblemáticos donde pudimos conocer más de la cultura del vino".

Pero hace unos dos años "Marcelo atendió al hijo de una persona muy importante del mundo vitivinícola, a quien le contó su afición por este tema". Justamente se trataba de un referente de Casa Pirque, una empresa especializada en vinos de alta gama.

Fue así fue que Marcelo empezó a "jugar" un poco, a "divertirse", pero a la vez a realizar ventas corporativas y a particulares", recordó Alexia. De esta manera el matrimonio comenzó a organizar "catas", primero entre amigos, luego con conocidos y siempre con el asesoramiento de un sommelier.

Pero llegó la pandemia y de repente "hubo un parate total. Los primeros días no hicimos ningún movimiento", tanto por la situación de incertidumbre como por la imposibilidad de realizar reuniones”.

De todas maneras, a los dos meses, comenzaron a recibir pedidos de vinos de conocidos por lo que se vieron con la necesidad de ampliar sus conocimientos. "Nos contactamos con enólogos, con distribuidores de vinos de autor y empezamos de a poco a traer algunas cajas".
Pero la demanda iba en aumento, así que fueron diversificando la oferta hasta que llegó un punto donde se preguntaron "¿Qué hacemos con todo esto?", y vieron la oportunidad de hacer algo "en serio y juntos", que trascienda a sus profesiones.

De ahí surgió El Vinotecario, el modo que la pareja encontró para "reconvertirse" en plena crisis por el contexto de pandemia, con dos hijas pequeñas, y pensando en un futuro "sin la vorágine que vivíamos antes".

En este emprendimiento no solo se basó en el amor y la pasión que ambos tienen por los vinos, sino que cuenta con la ayuda de familiares y amigos, quienes aportaron cada uno sus conocimientos para darle forma.

"El Vinotecario conserva esa imagen del antiguo "boticario", o de un "alquimista" que busca la mejor pócima para un momento. La gente nos tiene esa confianza de que podamos elegir el vino adecuado para cada momento, para una comida o un regalo".

"Entendemos que más allá de que esto nos divierte, no deja de ser un servicio"; remarcó. "Trabajamos los dos, yo en lo que es el trato con los proveedores, los pedidos, la logística, y Marcelo, en lo que es la formación, la investigación, de la parte técnica".

A futuro está planeada la propia etiqueta de El Vinotecario. "Tenemos un amigo en Mendoza que tiene una finca con su familia, y ellos tiene un vino muy especial. Esa será la base de nuestra etiqueta".

El Vinotecario
- Sus canales de comunicación y ventas son a través de Whatsapp, Instagram, E-mail o por charlas telefónicas. Pronto habilitarán su página web.
- Asesoran a sus clientes sobre la elección de etiquetas, teniendo en cuenta quién es la persona, con qué propósito adquieren la botella, cómo se beberá, los gustos gastronómicos, etc.
- No solo centran sus ventas en vino, sino en accesorios y otras bebidas destiladas. Pero no se consideran solo en "despachantes de botellas", sino en transmitir "lo que quiere decir cada vino".
WhatsApp:+54 9 294 453 7654 - Instagram: @el.vinotecario - [email protected]

Galería de noticia
Compartí tu opinión sobre la nota!
  • Me interesa
    %
  • No me interesa
    %
  • Me indigna
    %
Dejar un comentario