domingo 17 de octubre de 2021
15.9ºc Bariloche

ENTREVISTA

Importante crecimiento del Bariloche Vóley Club a casi un año desde que comenzó a funcionar

Importante crecimiento del Bariloche Vóley Club a casi un año desde que comenzó a funcionar
viernes 24 de septiembre de 2021

En poco más de un mes, en noviembre, la entidad barilochense que nació como un club exclusivo de vóley, inédito en la ciudad e histórico por ser el único de estas características, tendrá su primer aniversario. Ubicado en las instalaciones del ex Sunset, lo que hasta antes de la Pandemia era ATB, posee dos canchas de vóley, con el piso acondicionado para el correcto desarrollo de la actividad y en las que no se hace otra cosa que jugar al vóley y newcom (disciplina derivada del vóley, adaptada para adultos mayores).

Si bien en el mismo club, también hay una cancha de pádel y un espacio para el crossfit, la principal actividad es el vóley, ya que todos los equipos de la ciudad entrenan allí, escuelitas de Bariloche, además del dueño de casa, pasan sus días, de lunes a viernes allí y los fines de semanas se juega la Liga local. Lo logrado hasta el momento es histórico, no hay un gimnasio en la ciudad, que funcione exclusivamente para una actividad. Además de las mejoras realizadas durante este año, quienes llevan adelante el proyecto que ya es una realidad, planifican más obras, entre las que se incluye la construcción de gradas para el público.

Café de por medio, en la confitería del club, Maximiliano Iglesias, presidente de la Asociación local y referente de la institución, dialogó con Bariloche Opina hace algunos días y repasó diferentes temas relacionados con la creación del club y la historia de la disciplina “A pesar de todos los inconvenientes que nos trajo la Pandemia, para nosotros fue una oportunidad. Hoy tenemos un montón de jugadores, escuelitas armadas. Vamos a cumplir un año desde que nos mandamos está locura, de alquilar un gimnasio en plena crisis, pero como toda locura salió bien” afirmó.

Y luego pasó a relatar como fue el inicio de todo “El proceso viene de hace mucho, el vóley competitivo en Bariloche arrancó en el 1975, digamos que desde ese año tiene identidad propia, pero siempre fuimos migrando de establecimientos e instituciones. Primero fue Ayekan, como se le decía antes al CEF, después fue CEF, luego Don Bosco, después Club Nahuel Huapi y hoy por suerte tenemos nuestra propia personería jurídica. La realidad es que siempre teníamos que ir buscando horas, más que nada para el vóley federado, porque escuelitas hay, pero el tema era como juntarlas a todas y que armemos un equipo para ir a competir a nivel federación”.

En el 2019, Don Bosco decidió no tener más competencias federadas “Entonces tuvimos que salir rápidamente a buscar un club que nos diera la personería jurídica para poder competir. El Club Nahuel Huapi se portó de maravilla, nos dieron una mano enorme  y empezamos a trabajar juntos pero el problema era que no teníamos un lugar físico, teníamos que seguir buscando gimnasios para entrenar” manifestó Iglesias.

En el 2020 la contra seguía siendo la misma, no había espacios, en plena Pandemia, Maxi “ya medio caliente” le dice a Aníbal que es el secretario de la Comisión directiva “Ya estoy cansado de andar mendigando horas por todos lados, de ir de lugar, en lugar. Hay que armar un club” y Aníbal le responde “Vos estás loco, no hay lugares” ante la insistencia de Iglesias, le dijo, bueno ya lo vemos “Como para dejarme tranquilo” se ríe Maxi.

Y agregó “Un día de esos, un amigo me comenta que se desocupó ATB, tardé treinta segundos en levantar el teléfono. Conocía a las chicas (las propietarias del lugar), una de ellas, Belén García era jugadora de Vóley en la época mía. Tuvimos que armar un proyecto, competíamos con otros tres proyectos que también querían el lugar, pero creo que le tocamos el corazón a Belén con el tema del vóley y ahí nació todo ésta locura, desde ahí no paramos más”.

Cumpliendo el sueño de muchos, nació el Bariloche Vóley Club “Este es el sueño de muchos jugadores, de la Patagonia, de todo pibe que hizo deporte desde chico, el sueño era tener un club. Acá (en Bariloche) no se vive mucho la vida de club, como en Buenos Aires u otras ciudades, la cuestión familiar deportiva. Hoy vemos la cantidad de chicos que hay, algunos que salen del colegio y se vienen a hacer la tarea acá, esperando para entrenar. Se logró lo que queríamos” manifestó Iglesias, dejando claro que allí se respira, se vive vóley.

Y agregó “Este es un proceso largo, nosotros somos de la escuela del profe Bertino, de Mílan Magister, los entrenadores de ese momento, Dreller, Villarosa, los que están hoy, todo ese trabajo hace que estemos hoy acá, disfrutando un club para el vóley. Nunca lo tuvimos, vos hoy entras a las cinco de la tarde o a las doce de la noche y está jugando al vóley. La verdad que hoy el fútbol acapara el 80 por ciento de los gimnasios. Tener un gimnasio para realizar vóley, es tocar el cielo con las manos”.

Destacó que empezaron con alrededor de 70 chicos y hoy tienen más de 200, e invitó a todos aquellos que quieran sumarse, pueden hacerlo. No solo a vóley donde hay escuela para menores y adultos, ya que también hay padel y crossfit. Además mencionó que sumándose a la Liga que se juega todos los fines de semanas, en breve comenzará el torneo de adultos mixtos, jugando jueves, viernes y sábados. También el próximo mes, Bariloche será sede del Patagónico Sub 14 femenino y masculino Ver aparte.

¿Qué te genera esta noticia?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me indigna 0%
Me da tristeza 0%
Te puede interesar
Últimas noticias