viernes 21 de enero de 2022
9.9ºc Bariloche

MUNDO CRIPTO

Bitcoin, la evolución del dinero 

Bitcoin, la evolución del dinero 
martes 30 de noviembre de 2021

Hasta el año pasado la palabra criptomonedas o Bitcoin para el común de las personas, solo estaba ligada a un grupo de informáticos o geeks como casi con un tono de exclusividad. Desde hace muchos años, estaba instalado el concepto de que las criptomonedas tenían que ver con un mundo que sólo podía tener éxito en los oscuros pasillos de la deep web o en los peores mercados del mundo. 

Lo cierto es que poco a poco, las criptomonedas,  fueron derribando los estigmas que evitaban que las personas lo vieran o adoptaran como una moneda digital. 
Cada vez es más frecuente la cantidad de veces que lo escuchamos en la tv, radio, diarios o en la boca de algún amigo, familiar o en el ámbito laboral.

Escuchamos noticias como que el FC Barcelona lanzó su propio token, o que el Paris Saint Germain no solo le abrió las puertas a Messi, si no también al mundo cripto. Pero, no me voy a remitir a ejemplos de uso en otros países. Si nos vamos más cerca, en El Salvador, Bitcoin fue declarado moneda de curso legal y en Argentina hay comercios aceptando pagos con criptos, alquileres turísticos, restaurantes, cervecerías, cafés, gomerías y hasta cajeros Bitcoin en Buenos Aires y Córdoba. Sin ir más lejos Mercado Libre permite transacciones de compra y venta de inmuebles con Bitcoin. Es por eso que últimamente me gusta decir que Bitcoin ya no es la moneda del futuro, es el dinero de ahora, es el dinero evolucionado. 

Desde su concepción, el dinero fue pensado para cubrir las deficiencias en el mercado del trueque. Desde el cacao, la sal y  hasta las monedas de oro como dinero, las distintas representaciones del dinero fueron cambiando. Buscaron evolucionar. Adaptarse a las necesidades y la comodidad al utilizarlo. Para las personas se tornaba un poco incómodo y poco seguro, cargar con oro o plata para hacer transacciones de compra o venta. 
Así llegó el dinero papel o las primeras Notas y los bancos. Uno dejaba el oro que poseía en los “bancos” y a cambio, estos otorgaban notas que representaban el valor del oro que se había depositado.

Los siglos pasaron y el papel moneda resultó mucho más cómodo de utilizar para transacciones comerciales o pagar salarios. Pero es hasta la actualidad, que el dinero papel aún posee algunos inconvenientes intrínsecos, como por ejemplo, es fácil de falsificar y solo está respaldado en la “confianza”. Al no estar respaldado por un activo tangible (como el oro y la plata en la antigüedad), se denomina “dinero fiduciario”, esto quiere decir que se basa en la fe o confianza de una comunidad. Otra característica muy importante es que hasta donde conocemos, no tiene un límite establecido de impresión. 

Otra evolución del dinero son las tarjetas de crédito y los QR. En la actualidad, más del 50% de las personas bancarizadas alrededor del mundo eligen pagar con débito o crédito. Y los pagos con QR, (“Quick Response” o en español código de respuesta rápida) se convirtieron en el método de pago más elegido por personas en Latinoamérica.

Después de esta no tan breve introducción panorámica sobre la evolución del dinero, nos hace falta mencionar algo muy importante. ¿Cómo sabemos que el dinero es dinero? Vamos a reducirlo a decir que el dinero es conjunto de monedas y billetes que se usan como medio legal de pago que emite el estado  y debe cumplir con 3 funciones: medio de cambio, unidad de cuenta y depósito o reserva de valor. 

¿Qué características debe tener para considerarse “medio de pago”? 
 
Durable: debe ser capaz de circular en la economía en un estado aceptable por un tiempo razonable. 
Transportable: los tenedores deben poder transportar con facilidad dinero con un valor sustancial. 
Divisible: el dinero debe poder subdividirse en pequeñas partes con facilidad sin que pierda su valor, para que su valor pueda aproximarse al de cualquier mercancía. Debe ser divisible, ya que se necesita diferentes cantidades de dinero según la transacción que se realice.
Homogéneo: cualquier unidad del dinero debe tener un valor exactamente igual al de las demás. Estas divisiones deben ser uniformes, la cantidad igual de dinero debe valer siempre lo mismo y el bien que se utilice tiene que ser reconocido por todos como dinero.
De emisión controlada: para que mantenga su valor y que no detenga la economía porque la oferta de dinero es insuficiente. Esto implica que es necesario evitar su falsificación.

Habiendo aclarado por qué el dinero se considera dinero y luego de hablar sobre el dinero como un tecnología en constante evolución, llegamos al Bitcoin. La primera moneda digital, la evolución del dinero.

En este punto se estarán preguntando, ¿qué hace tan especial a Bitcoin ? ¿Por qué posee características superiores al dinero FIAT? 
 
Bitcoin posee todas las características antes mencionadas para ser considerado “dinero”.
Pero además se caracteriza por no ser emitido por un Estado, es de emisión limitada, es infalsificable y descentralizado. Esto último quiere decir que no es propiedad de una entidad, o de un banco o de un estado, nadie puede declarar soberanía sobre Bitcoin ya que está creado a base de código criptográfico y este código es guardado y replicado en muchos computadores alrededor del globo. Citando a un conocido Bitcoiner “Si Internet fuera una nación, Bitcoin sería su moneda de curso legal”.
 
La tecnología detrás de Bitcoin no es fácil de comprender en un solo blog, o en 1 día, pero eso no debe ser algo que nos ocupa ahora. Si nos ponemos a pensar, cuando usamos dinero papel o tarjetas de crédito lo último que hacemos es preguntarnos, ¿cómo se habrá programado el código para que se procese esta transacción entre mi tarjeta, el postnet, el local que me vende y mi banco? O poniendo otro ejemplo, cuando usamos Google para buscar “los resultados del clásico del fin de semana” o “cómo estará el día mañana en mi ciudad” tampoco pensamos en el cómo programadores crearon el código para que a base de una pregunta, miles de respuestas se desplieguen en mi navegador en unos pocos segundos. 
 
Les propongo que a Bitcoin lo empecemos a entender como dinero digital que:
 
- No posee fronteras, podés enviar Bitcoin u otras criptos a cualquier lugar del mundo en solo unos minutos y a cualquier hora.
 
- Es fácil de utilizar, puede que en un comienzo las billeteras digitales en las que podías guardar tus Bitcoins no hayan sido muy amigables con el usuario, pero hoy en día las empresas que se encargan del desarrollo de billeteras se han encargado que la experiencia de usuario sea completa, fácil y segura de utilizar. Algunas veces es tan simple como utilizar Mercado Pago o nuestro Home Banking 
 
- No es necesario que seas mayor de edad para utilizarlo o de determinada nacionalidad. 
 
- Es deflacionario y divisible. Quiere decir que posee una emisión limitada, lo que hace que su valor vaya en aumento debido a la escasez que se va generando. Y es divisible hasta 8 décimas = 0.00000001 Btc o satoshis. Esto también posibilita que se pueda comprar una fracción de BTC y no uno entero.

Hoy solo hablamos brevemente de Bitcoin, la primera criptomoneda. Y aunque parece que esta tecnología es algo que nació recién, Satoshi Nakamoto, pseudónimo que usó el padre o los padres de Bitcoin, lo creó en el 2009 (capítulo aparte).

La propuesta de esta serie de blogs ATP (apto para todo público), es que vayamos aprendiendo e interiorizandonos sobre las cripto y  las tecnologías descentralizadas poco a poco. Queda mucho para hablar acerca de Bitcoin y el ecosistema cripto, que hasta el momento tiene más de 10 mil tokens y criptomonedas. Algunas útiles otras no tanto, con distinto valor, finalidades y casos de uso, pero eso ya es tema para el próximo blog!.  

¿Qué te genera esta noticia?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me indigna 0%
Me da tristeza 0%
Te puede interesar
Últimas noticias