sábado 28 de mayo de 2022
-0.1ºc Bariloche

Ventajas de usar chips prepagos en la actualidad

Ventajas de usar chips prepagos en la actualidad
jueves 13 de enero de 2022

Así como el Smartphone es sin dudas una herramienta infaltable desde que arrancamos nuestro día, para trabajo, amistades, familia, y para todo tipo de planes, la otra prioridad que va de la mano es el plan que tenemos y para qué lo necesitamos.

Eso es lo que delinea cuánto uso hacemos de los distintos servicios y paquetes que contratamos, pero que constantemente sufren aumentos por parte de las compañías de telefonía. Esto a veces, nos hace pensar dos veces antes de volver a contratar el pack que tenemos o incluso puede generar que consideremos cambiar de empresa que provee el plan. 

Por estas y más razones, el formato prepago se erige como una opción muy viable y cómoda para quienes buscan poder usar todas las funciones esperadas de un Smartphone: llamadas, mensajes, uso de redes sociales, escuchar música, y todo tipo de usos variados para esparcimiento o comunicación.

Adentrémonos en más detalles para entender qué lo hace tan particular y por qué puede ser la opción que más te conviene y de la que aún no tenías toda la información.

¿Qué es y qué características tiene?

Para entenderlo de forma sencilla, como su nombre indica, el chip prepago involucra la compra de un chip que viene ya con un número asignado, y por el que solo pagas previamente en base a los gastos y usos que prevés que le vas a dar.

Es decir que podés abonar por un conjunto de utilidades que priorizan los datos de navegación, otros que aportan más beneficios para quienes hacen un uso integral de la línea, e incluso en algunos casos podés acceder a combos que suman Internet.

De esta forma, tenés la potestad de seleccionar un plan que te garantice las particularidades que más desees para el uso de tu Smartphone, sin perder noción de los gastos que hacés, y hasta si querés, podés disfrutar de Internet en tu hogar como bonus track.

¿Qué lo diferencia de los típicos planes?

Primero que nada, al ser en modalidad prepaga, no tenés que comprometerte a través de un contrato o factura para poder tenerlo. De esta forma, tenés en tus manos la elección de dejar de usarlo cuando lo necesites.

Por otro lado, a diferencia de los packs comunes que traen una cierta cantidad de MB y de redes sociales con uso gratuito incluido (como es el caso de Whatsapp), los planes prepago están cada vez más a la altura de la demanda del mercado, por lo que son más “customizables”.

Esto significa que podés elegir en mayor o menor medida qué tipo de paquete querés tener en tu chip prepago, y eso da mayor libertad para seleccionar la cantidad de datos para navegar, para uso de llamadas o mensajes, y en las empresas de calidad, al mismo tiempo, te suman esas redes gratuitas que hay en los planes que no son prepagos.

Entre otras más, como se explicó que los clientes de estos chips no están ligados de forma directa con la empresa que proporciona el servicio, las compañías de telefonía buscan ofrecer bonificaciones para que los usuarios decidan “quedarse”. 

Esto se puede traducir en beneficios por hacer las recargas online; ofrecerte descuentos si contás con otros servicios de la proveedora (como es el caso de Personal, que regala 100 pesos de crédito todos los meses en la línea prepaga si usás su prestación de conexión WiFi); Megas extra de navegación si recargás por encima de un monto determinado; o también podés acceder a otras ventajas si te descargás una app para clientes de la propia compañía.

Usos muy útiles

No sólo resulta muy práctico y económico para cualquier tipo de usuario, sino que por su ventajosa forma de controlar los gastos, es muy conveniente para quienes quieren conseguir una línea de celular a adultos mayores o para tus hijos.

En el primer caso, si tomamos como ejemplo el caso de querer que tu abuelo o abuela tengan una vía directa de comunicación con vos y con el resto de la familia, gestionarle el plan prepago es una buena forma de controlar que no consuma demás, ni que tengas que contratar un plan completo que ofrezca prestaciones que quizás no terminan utilizando.

En el de los hijos, sirve también para que los jóvenes puedan disfrutar de su celular para las actividades que más gusten, y al mismo tiempo tener las cuentas claras de cuánto gastan por mes y así saber cuánto invertir según el uso que hacen, en vez de planes que se queden cortos en MB o que ofrezcan demasiados para lo que ellos requieren. 



¿Qué te genera esta noticia?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me indigna 0%
Me da tristeza 0%
Te puede interesar
Últimas noticias