miércoles 21 de febrero de 2024
22.9ºc Bariloche

FIN DE GESTIÓN

Arabela Carreras: "Dejamos una provincia en orden y con proyectos trascendentales para su futuro"

Arabela Carreras: "Dejamos una provincia en orden y con proyectos trascendentales para su futuro"
sábado 02 de diciembre de 2023

A pocos días de culminar con su gestión, la gobernadora Arabela Carreras hizo un balance de su labor a través de los últimos cuatro años al frente de la provincia de Río Negro. Habló sobre los desafíos que tuvo que enfrentar, sus logros, la situación actual de la provincia y qué expectativas tiene luego del 10 de diciembre próximo.

Bariloche Opina: Comencemos hablando sobre los acuerdos que firmó con el ministro de Economía, Sergio Massa, en relación a los fondos para Río Negro.

Arabela Carreras: Participamos en reuniones con el ministro Sergio Massa, con el ministro Wado de Pedro, junto a gobernadoras y gobernadores actuales y electos, de todas las fuerzas políticas, donde manifestamos nuestra preocupación por la caída de ingresos a partir de la quita del cobro de ganancias en los salarios.

Si bien acordamos algunos que es una buena medida, porque mejora el poder adquisitivo de los trabajadores, había que buscar mecanismos para compensar la caída de ingresos que sufrimos las provincias. Hay fondos a partir de aportes del Tesoro Nacional y otras herramientas, lo que permitirá incluir en el caso de Río Negro 5 mil millones de pesos a nuestras cuentas sobre el fin del año.

Lee también: Gennuso: "Con dos gobiernos nacionales muy distintos, siempre logramos vivir con lo nuestro"

Eso ayuda a que el nuevo Gobierno tenga recursos extra, ya que si bien lo vamos a recibir nosotros, los dejaremos a Alberto Weretilneck para que tenga fondos para afrontar el fin de año.

BO: ¿Cómo quedan las arcas de la Provincia al finalizar la gestión?

AC: La Provincia está muy bien administrada, destacando el rol que ha tenido todo el equipo del Ministerio de Economía liderado por Luis Vaisberg. Han hecho un trabajo muy bueno, muy transversal con los ministros para dejar un Río Negro en marcha y saneado administrativamente.

Pero, la caída de ingresos ha sido muy impactante. Apenas empezaron a surgir estas medidas, convocamos a todos los intendentes e intendentas para que advirtieran que se venía un período con restricción de ingresos y un crecimiento constante de precios. Esto, en el Estado, impacta mucho.

BO: ¿Cómo fue gobernar desde abril hasta ahora, cuando se decidió la nueva conducción de la provincia y con un nuevo gobernador que, aún siendo del mismo partido, manifestaron diferencias claras?

AC: Cada etapa de un Gobierno tiene características propias. Normalmente, al inicio hay muchos proyectos, aprendizaje y corrección de rumbo para ajustar ese proyecto político. En el caso nuestro se sumó la pandemia que complicó la toma de decisiones y las pautas planteadas.

Luego vino un período signado de elecciones y finalmente llega otro donde se ha definido quién será el que conduzca los destinos de la provincia. Hay que ir adaptando el gobierno a cada uno de esos momentos.
En este último tramo hemos convivido con tantas elecciones que marcó ciertas dificultades para concretar proyectos. La fuerte caída de ingresos nos obligó a estar atentos a la economía. Ya en este último mes fuimos presentando los informes en el marco de la transición.

BO: Se puso mucha energía al proyecto de Hidrógeno Verde. ¿Siente que no se avanzó todo lo que hubiera querido?

AC: Hay que aclarar que, primero, ha avanzado mucho el proyecto. Pensemos que se hizo un gran un esfuerzo comunicacional. Es una tecnología nueva y la maduración tecnológica para generar, manejar y envasar este producto requiere de un tiempo de instalación.

Nosotros fuimos la primera provincia en tener un plan estratégico de hidrógeno, en tener una oportunidad a partir de una empresa interesada. Instalamos el tema a nivel nacional; y logramos el acuerdo con la empresa Fortescue porque hay una ley que aprueba el desarrollo de Cerro Policía, un proyecto eólico de gran envergadura.

Logramos concretar un primer momento en este proceso, que son de mediano y largo plazo. Los gobiernos tenemos que animarnos a tomar decisiones y trabajar sobre temas estratégicos, más allá de que no se vean resultados en lo inmediato. Si solo nos concentramos en el corto plazo, es muy poco lo que podemos hacer de cara al futuro.

BO: ¿El gobierno de Alberto Weretilneck le dará la continuidad que ustedes desean a este proyecto?

AC: Creo que sí. Son temas en los que no se puede volver hacia atrás. Las distintas empresas ya tomaron contacto durante nuestro gobierno con la secretaria de Energía, que continuará en el cargo. No habría mayores dificultades.

Además, hay que levantar un poco la vista y entender que es un tema estratégico para el futuro de la provincia, de bajo impacto ambiental, sin áreas de desastre o sacrificio.

BO: La Legislatura aprobó una Ley que establece un gravamen de un 5% sobre la energía eléctrica. Eso fue muy cuestionado, sobre todo por el sector productivo de la provincia que pidió que sea vetado. ¿Está en su intención hacerlo?

AC: Nosotros en esta transición trabajamos sobre los proyectos estratégicos que requerirá el próximo gobierno para tomar decisiones y concretar obras. Estamos con un paquete de leyes muy importantes y creemos que el pueblo rionegrino votó un gobierno que necesita estas herramientas.

Esta ley surgió del equipo de Energía de la Provincia, que es el que continuará. Entonces los actores que cuestionan este proyecto deberían establecer vínculos con quienes gobernarán, para comprender bien de qué se trata y pedir las modificaciones que correspondan.

BO: Hablando de acuerdos, ¿cómo seguirán aquellos que se establecieron a lo largo de su gobierno, como por ejemplo, con empresas de Israel para el manejo del agua, el tema del riego, y plantas de desalinización?

AC: Los acuerdos están todos vigentes. Habría que preguntar sobre su continuidad al próximo gobierno. Nosotros impulsamos temas. En el caso de la desalinización del agua marina, fuimos a observar las experiencias magníficas en vista a un futuro de cambio climático con una posible falta de agua en distintas regiones de Río Negro.

Son proyectos que llevan muchos años en ser desarrollados. Empezamos a trabajar con tiempo para que la provincia desarrolle la tecnología y los conocimientos necesarios, y poder desalinizar agua a gran escala. Son convenios financiados por el CFI y tendrán continuidad.

BO: ¿Qué pasará con la nueva Terminal de Ómnibus y la ampliación del Hospital Zonal de Bariloche?

AC: Nosotros llegamos al 10 de diciembre en los tiempos previstos. No puedo anticiparme a lo que pasará en el nuevo Gobierno. Las obras tienen el ritmo correcto. En estos dos casos, hemos compensado la falta de recursos nacionales con fondos propios de la Provincia.

En el caso de la Terminal, un fondo fiduciario, y en el Hospital, rentas generales. Van a muy buen ritmo. Tienen una pervisión de finalización en 2024, pero dependerá del contexto y demás. Vamos a ir acompañando este proceso.

BO: ¿Cómo resumiría estos cuatro años de gestión?

AC: Como resumen, fuimos un equipo que afrontó crisis inéditas en la historia mundial, como la pandemia y la situación económica. En Argentina no tenemos registros de una inflación tan alta durante un período tan largo de tiempo.

Todo eso hizo que tuvieramos que gobernar, proyectar y atender las necesidades de la población en permanente crisis. Paralelamente dejamos sentadas estrategias de innovación y desarrollo, de cara al futuro, con la incorporación de criterios ambientales, sin que la provincia perdiera su rumbo. Queda un Río Negro en orden, encaminado y con proyectos de futuro.

BO: ¿Cómo explica la conflictividad con los gremios, especialmente con UnTER?

AC: No veo mayor conflicto. Siempre hay tensiones porque cada sector defiende sus intereses. Hubo al inicio de este año un momento donde por distintas circunstancias sufrimos un período de paro. Pero en general tenemos paz social con los gremios públicos y todos los sectores privados. Hemos intervenido activamente para evitar conflictos.

En ese sentido podemos hablar de haber logrado paz social durante la mayor parte del gobierno, salvo en momentos puntuales donde la conflictividad escaló. Fueron momentos electorales donde esa escalada estuvo asociada a esa circunstancia.

BO: ¿De qué se arrepiente o qué hubiera hecho de manera distinta?

AC: Más que arrepentirse, a uno le quedan muchas cosas por hacer. Cuando miramos hacia atrás sentimos que nos hubiera gustado concretar algunos de los proyectos que no pudimos.

Por ejemplo, terminamos el edificio del Hospital de Ramos Mexía, y armamos licitaciones para su equipamiento. Pero el contexto macroeconómico no nos permitió comprarlo porque los precios que pedían los proveedores no eran razonables y no quisimos pagar de más. Me hubiera gustado entregarlo totalmente equipado, teníamos los recursos y la previsión presupuestaria.

BO: ¿Cómo fue su relación con el intendente de Bariloche, Gustavo Gennuso?

AC: Fue una relación correcta. Conversamos sobre temas puntuales. Acompañamos económicamente a la ciudad, sobre todo en la pandemia, en lo social. Pusimos muchos recursos. Financiamos obras delegadas como el pavimento de la calle Morales, entre otras.

BO: ¿Cómo queda usted dentro del espacio de Juntos Somos Río Negro?¿Piensa que es tiempo de tomar otro rumbo político?

AC: Son temas que aún no he considerado. Estamos muy concentrados en el "ahora" de la gestión, atendiendo momentos delicados para lograr la mejor transición. El futuro dirá.

Yo seguiré haciendo política porque es una muy buena herramienta de transformación social, pero no ocuparé por un tiempo cargos públicos. Me dedicaré a la actividad privada y eso llevará un buen tiempo.

El año que viene veremos cómo está el país. Ojalá que el nuevo gobierno nacional logre encaminar el rumbo económico, que será clave para poder proyectar todo lo demás.

BO: ¿Dará un paso al costado de JSRN?

AC: Eso no lo sé. No voy a cobrar salario del Estado ni a ocupar ningún cargo público. Podría aspirar a tener continuidad de algún modo, pero decidí adoptar otra actitud, tener la experiencia actividad privada, lo que quizás será necesario para tomar mejores decisiones en el futuro.

BO: ¿Tiene alguna opinión sobre la conformación del nuevo Gabinete de Alberto Weretilneck?

AC: No me corresponde opinar sobre este tema. Me parece que hay que dejar que el gobierno haga sus definiciones y empiece a dar respuesta a las demandas que vayan surgiendo. A partir de ese accionar uno podrá coincidir o no.

BO: ¿Sigue con ganas de ser la intendenta de Bariloche en algún momento?

AC: Insisto en esto. Voy a correrme de los cargos. El resultado electoral de Bariloche tiene que ser reflexionado, y una respuesta a eso es este corrimiento. La población eligió a un nuevo intendente, esperamos que le vaya muy bien, y todos tenemos que poner nuestro "granito de arena" para que la ciudad se encamine.

BO: Para terminar ¿qué mensaje quiere dejarle a todos los rionegrinos?

AC: Es el momento de desear felicidades, que nos conectemos con todo lo bueno que tenemos en nuestras vidas, y que el país encuentre un rumbo que contenga más al conjunto a la población. Esperamos que el pais crezca y estemos todos incluidos en ese crecimiento. (Bariloche Opina)

Temas de esta nota

¿Qué te genera esta noticia?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me indigna 0%
Me da tristeza 0%
Te puede interesar
Últimas noticias