Seguinos en las redes sociales!
La Comisión Europea y el Gobierno de Francia lamentaron el veto que Rusia interpuso ayer en el Consejo de Seguridad de la ONU a la creación de un tribunal internacional que investigue y juzgue el derribo del vuelo MH17 de Malaysia Airlines en el Este de Ucrania Rusia, que el año pasado respaldó en la ONU una resolución para impulsar un proceso que esclarezca los hechos, pone en duda la imparcialidad de las investigaciones que se están llevando a cabo y defiende que no hay bases para crear un tribunal internacional sobre este caso.
La CE y Francia lamentaron el veto ruso a investigar el derribo del vuelo MH17 en Ucrania
30/07/2015

La CE y Francia lamentaron el veto ruso a investigar el derribo del vuelo MH17 en Ucrania

"Lamentamos mucho que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas anoche no adoptase (la resolución para crear el tribunal) debido al veto por Rusia", señaló por su parte la portavoz comunitaria de Exteriores Maja Kocijancic en la rueda de prensa diaria de la CE.

Kocijancic añadió que la CE reitera su llamado a las partes "a que cooperen con la investigación internacional y el proceso penal para que los responsables rindan cuentas", según declaraciones reproducidas por la agencia de noticias EFE.

Para la Comisión -subrayó la portavoz- la creación de este tribunal hubiera establecido "un mecanismo creíble y vinculante para procesar a los responsables".

En la misma línea, el gobierno francés lamentó a través de un comunicado de la cancillería el veto ruso y señaló que la lucha contra la impunidad "constituye una prioridad para Francia, que apoyó el proyecto de resolución del Consejo de Seguridad para instaurar el tribunal".

"Francia apoya la investigación internacional en curso para establecer los hechos y mantendrá su compromiso en el seno del Consejo de Seguridad para que los responsables puedan ser identificados y respondan por sus actos", concluyeron las autoridades galas.

Ayer, tal como había adelantado el presidente Vladimir Putin, Rusia se opuso al proyecto de resolución impulsado por Australia, Bélgica, Malasia, Holanda y Ucrania, países que investigan la catástrofe.

Once de los miembros del Consejo de Seguridad votaron a favor del proyecto y tres (Angola, Venezuela y China) se abstuvieron, pero el voto negativo de Rusia -miembro con derecho a veto- fue suficiente para frenar el proyecto.

Antes de la votación, el Consejo de Seguridad de la ONU guardó un minuto de silencio en memoria de las víctimas MH17, que murieron cerca de Donetsk, en el este de Ucrania, el 17 de julio de 2014.

Rusia reiteró hoy que la ONU, en lugar de crear un tribunal internacional para castigar a los culpables, debe ayudar a que la investigación de la tragedia concluya lo más rápido posible.

Un comunicado de la cancilleria difundido hoy insistió en que sólo cuando concluya la investigación internacional será apropiado "buscar una forma adecuada para juzgar" a los culpables de la tragedia.

"Nuestras argumentos sobre lo inapropiado y contraproducente de dar este paso (crear un tribunal internacional), sin precedentes en el pasado, no fueron escuchadas", lamentó la cancillería rusa.

En lugar de esto, agregó, "prefirieron sacar a la votación del Consejo de Seguridad la creación del tribunal internacional, sin discutir otras opciones".

Ucrania y varias potencias occidentales acusan a los separatistas pro rusos que luchan en el Este ucraniano de disparar los proyectiles que derribaron el vuelo MH17, algo que es rotundamente negado por Moscú, que acusa a las autoridades ucranianas de ocultar pruebas.

Holanda, que lidera la investigación técnica del incidente, responsabiliza de la caída del aparato a un misil Buk tierra-aire lanzado por los rebeldes, según un borrador del informe que debe hacer oficial en los próximos meses.

En el derribo del vuelo, que el 17 de julio de 2014 hacía la ruta Amsterdam-Kuala Lumpur, murieron 193 holandeses, 44 malasios, 27 australianos, 12 indonesios, 9 británicos, 4 belgas, 4 alemanes, 3 filipinos, 1 canadiense y 1 neozelandés.

Dejar un comentario