Seguinos en las redes sociales!
En una búsqueda continua por “acortar la brecha entre lo culto y lo popular”, la obra de Graciela Cros se vuelve polifonía coral, colectivo de voces donde el escritor genera una traslación entre la realidad y la ficción.
Graciela Cros y un colectivo de voces
25/10/2020
Ciudad Texto

Graciela Cros y un colectivo de voces

Nacida en Buenos Aires en 1945 y radicada en San Carlos de Bariloche en 1971, Graciela Cros estudió Letras en la Universidad de Buenos Aires, es escritora, narradora, coordinadora de talleres y miembro de numerosos jurados. Como partícipe activa de diversos eventos literarios, como toda una “militante poética”, ha sido la compiladora de voces patagónicas en dos antologías poéticas, entre ellas Transversal – Poesía contemporánea de Río Negro – Antología recientemente publicada por el Fondo Editorial Rionegrino, 2019.

 


Escuchá el Podcast de"Ciudad Texto" con Graciela Cros en el programa Ideas Circulares (Fm Bariloche 89.1).-

“…Era hora de atreverme. Nombrarlos públicamente para validar su existencia y al mismo tiempo presentarles batalla…”

(en Muere más tarde)


 

Su obra, declarada de interés social, cultural y educativo, fue traducida y distinguida en diferentes oportunidades. Entre dichas distinciones, su novela Muere más tarde obtuvo el Primer Premio Regional de Literatura del año 2000 Región Patagonia por la Secretaría de Cultura de la Presidencia de la Nación; y su “Cantos de la gaviota cocinera”, integrada en el poemario Libro de Boock del año 2004, fue seleccionada por el Jurado en el Concurso “Poesía en tierra” organizado por el Centro de Cultura de España en Buenos Aires en el año 2003, y editado por el Fondo de Cultura Económica en 2005.

Bajo el mismo título: Cantos de la gaviota cocinera, y junto a un texto de conferencia titulado “Escribir poesía en la Patagonia. La senda de coirón: ¿reflexión o metáfora?”, se ha publicado en Madrid en el año 2013, una antología conformada por una selección de poemas presentes en otros de sus poemarios tales como Pares Partes de 1985, Flor azteca de 1991, La escena imperfecta de 1996, Urca de 1999, Cordelia en Guatemala de 2001 y su nueva de 2013, Libro de Boock de 2004, La cuna de Newton de 2007, Hacer la de Elvis de 2009 y Mansilla de 2010.

Por su parte, sus publicaciones más recientes son Pampa del Huenuleo de 2017, y Una posición propia de 2019 que integra y reedita tres de sus obras premiadas: “Cantos de una gaviota cocinera” antes mencionada, “Geishas” presente en el poemario La escena imperfecta (1996) y “Siete ángeles españoles” integrada en Urca (1999).

En una búsqueda continua por “acortar la brecha entre lo culto y lo popular”, la obra de Graciela Cros se vuelve polifonía coral, colectivo de voces donde el escritor, como “una esponja” que absorbe tanto la experiencia personal como la del entorno, genera una traslación entre la realidad y la ficción, traslación en la que el poeta pareciera traducir las voces que lo circundan para devolverlas a ese mismo entorno del que las absorbió.

Así, “como todos los grandes amores que te duelen y te dan plenitud”, como la realidad hallando su eco en la poesía y una poesía nacida de la realidad; como una definición pero un interrogante; como una búsqueda pero una despedida; oscilando en esta riqueza de realidades y voces, de asimetrías y periferias, La Dama Cantora, nos ofrece preguntas que no tienen respuestas, “un hacer” desde la palabra y una palabra que hace desde lo más visceral, una pasión intacta, una “poesía que se escribe sola y no necesita al poeta, pero un poeta que siempre necesita a la poesía”.

FOTO CHINO LEIVA

 

Links para saber más sobre la autora

 

“Cantos de la gaviota cocinera” (selección) en Programa de Cultura CFI

 

Poema “32º en la cordillera” (La cuna de Newton) en Poemas de mujeres que ven montañas por Anahí Rayen Mariluan

 

En Autorxs de la Patagonia – Episodio 6

 

Graciela Cros

Nacida en Carlos Casares, Buenos Aires en 1945

Radicada en San Carlos de Bariloche en 1971

Estudió Letras en la Universidad de Buenos Aires. Escritora. Narradora. Coordinadora de talleres literarios. Compiladora y editora en Antologías. Miembro de numerosos jurados.

Escritora Literaria: Su obra “Geishas” obtuvo el Primer Premio de Poesía, en el XVIII Encuentro de Escritores Patagónicos 1995, subsidiado por el Fondo Nacional de las Artes.

Su obra “Siete ángeles españoles” fue galardonada en el “Concurso Nacional de Poesía Miguel Ángel Bustos, Roberto Santoro, Francisco Urondo”, convocado por la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) en repudio a los veinte años del Golpe Millitar de 1976.

Su novela Muere más tarde obtuvo el Primer Premio Regional de Literatura del año 2000 Región Patagonia por la Secretaría de Cultura de la Presidencia de la Nación.

Su obra “Cantos de la gaviota cocinera” fue seleccionada por el Jurado en el Concurso “Poesía en tierra” organizado por el Centro de Cultura de España en Buenos Aires en el año 2003, y editado por el Fondo de Cultura Económica en 2005.

Sus obras en poesía: Poemas con bichos raros y cornisas (1968); Pares Partes (1985); Flor azteca (1991); Decimos (Co-autoría 1992); La escena imperfecta (1996); Urca (1999); Cordelia en Guatemala (2001; 2013 2da ed. Revisada y corregida); Libro de Boock (2004); La cuna de Newton (2007); Hacer la de Elvis (2009); Mansilla (2010); Cantos de la gaviota cocinera – Antología personal (2013); Pampa del Huenuleo (2017); Una posición propia (2019).

Su obra en narrativa: Muere más tarde (2004)

Su obra en Antologías: La frontera móvil, Antología de poesía contemporánea de la Patagonia argentina (Edición de Concha García, Barcelona, 2015); 200 años de poesía argentina (Edición de Jorge Monteleone, 2010); Patagonia literaria VI, Antología de poesía del sur argentino (Compilación de Luciana A. Mellado con Claudia Hammerschmidt, 2019)

Compilación de Antologías: Antología de Poetas Jóvenes de Bariloche – Marcas en el tránsito (1995); Transversal – Poesía contemporánea de Río Negro (FER - 2019)

¿Por qué escribir Literatura?: “Creo que uno no se lo pregunta… La respuesta primera sería: Escribo porque no puedo dejar de hacerlo. Digamos, antes de ser escritor uno es lector, creo que es una condición sine qua non. Escribo porque leo, y esa fascinación por la lectura de literatura (más que nada de literatura) te lleva a escribir, pero, en mi caso, no como propósito sino más bien como necesidad, un impulso visceral a poner en palabras aquello que está dentro de uno como el negativo de una foto: escribo para salir del negativo de esa foto. A mí me gusta pensar que cada poema es una carta que me estoy escribiendo a mí misma y en ese mensaje, en esa carta, lamentablemente suele haber más interrogantes que respuestas”

Nombres Propios

 

Urca, Cordelia, Boock, Elvis, Newton, Mansilla.

 

Me gustan los nombres propios

más que las elucubraciones.

 

Detrás de un nombre propio

hay una historia

y me gustan las historias.

 

Detrás de una historia

hay elementos tangibles

como los húmeros de Vallejo,

en cambio

detrás de las elucubraciones

suele haber paja

que arde

al primer fuego

que cruza.

(en Mansilla)

 


 

Por Natalia L. Juri - Lucas Zeni

Compartí tu opinión sobre la nota!
  • Me interesa
    100%
  • No me interesa
    0%
  • Me indigna
    0%