viernes 9 de diciembre de 2022
11.3ºc Bariloche

BARILOCHE A LA CARTA

Julieta Caruso en BALC: Pasión y carácter en la cocina 

Julieta Caruso en BALC: Pasión y carácter en la cocina 
domingo 02 de octubre de 2022

Julieta Caruso integra indiscutiblemente ese grupo de jóvenes cocineros que son parte de la gastronomía identitaria de nuestra región.

La barilochense llega una vez más a Bariloche a la Carta para compartir sus experiencias, luego de un extenso recorrido por distintas cocinas del mundo.

Su presente está fuertemente marcado por sus viajes por países como Japón, Corea, Filipinas, Singapur e India, y un extenso paso por la Península Ibérica. Allí se desempeñó como jefa de cocina y en el área de creatividad y acciones especiales durante 9 años en premiado restaurante español “Mugaritz». En el País Vasco trabajó también junto al chef Andoni Luis Anduriz.

A pocos días de su retorno a la ciudad, nos cuenta más sobre su intensa y variada actividad gastronómica, tanto en Bariloche, como en Buenos Aires, y sus expectativas para esta nueva edición de BALC.

- Contanos qué te tiene ocupada por estos días

- En Bariloche, estamos muy contentos con el food truck “La Cabrona”. Cada temporada, tanto en invierno como en verano, tenemos una segunda unidad en la base del Cerro Catedral que se ha sabido ganarse su lugar.

Pero seguimos dándole mucho «fuego» a lo que vamos ofreciendo. Invitamos a cocineros y vamos creando e innovando. Por ejemplo tenemos una edición llamada «Hay equipo», en el que invitamos a chef que cocinan desde el food truck por uno o dos días.

Pero además de todo el mundo “Cabrona» en Bariloche, sigo en Buenos Aires, con “Casa Cavia” en donde ya llevo seis años, y ahora trabajando mucho en la nueva carta para la temporada primavera verano. Seguramente estará inspirada en el artista barilochense Pablo Bernasconi.

En la zona de Olivos, continuamos con «Asadero», una parrilla que abrió en noviembre del año pasado, donde sigo trabajando, y además en «1636», junto a Franco Pinilla, que es otro cocinero joven.

– Cuando comenzaron con «La Cabrona», ¿Pensaron en la repercusión que iba a tener?

- Creo que “La Cabrona» creció mucho. Nosotros también, y realmente lo disfrutamos. Es un proyecto que nos permite a todos los que hemos trabajado ahí hacer lo que nos gusta.

Cuando uno lo disfruta tanto, y busca que las cosas salgan bien, de mejorar, es algo que se valora. Por ejemplo, cuando hicimos los «Sábados de Cuchara», vimos que la gente venía todos los sábados durante el invierno, pero el último día nos reclamaron por terminarlo.

Para mí, eso genera mucho respeto. Me acuerdo que en truck del Cerro, yo estaba en la plancha y un cliente me grita: «Sacame bien la hamburguesa”; me doy vuelta y le digo:

«Eso siempre, sino no me estaría dedicando a esto». Pero siempre sostuve que el día que me importe muy poco si la lechuga está bien, o si la hamburguesa no está bien cocida o los tomates no están bien asados, voy a dejar de hacer esto.

En nuestro equipo somos todos jóvenes y con «mucha pila», en realidad somos «re cabrones», como esa cabra que sube y sube, pese a las piedras, a las tormentas. Enfrentamos las temporadas, los problemas, y nos gusta. No es solo crecer sino mantenerse. Cuidar el producto, y la manera en cómo lo tratamos.

- ¿Cómo ves la evolución de Bariloche a la Carta desde su inicio?

- Y veo que cada año crece y suma atractivos. Nuevos cocineros y productores, y más espacios para disfrutar de una gastronomía tan variada y rica como la que tenemos en nuestra zona. En resumen, creo que es una feria que nos favorece a todos.

Este año vienen cocineros que nos van a aportar muchísimas cosas, como Christina Sunae, Juan Pedro Rastellino, y Ximena Sáenz; son todos jóvenes que están mostrando que hay otro tipo de gastronomía en Buenos Aires que quizás en Bariloche no se conoce.

A modo de adelanto, puedo contar que en esta oportunidad llevaremos nuestro «Hay equipo» al nuevo sector de sidras rionegrinas. Allí estaremos con Martín Sclippa y Stefania Maiorano Abril, dos cocineros jóvenes que trabajaron muchos años en “Narda Comedor”, y vienen de una trayectoria mucho más amplia.

Que Bariloche a la Carta pueda traer a cocineros que hagan cosas distintas, ayuda a la gastronomía local a probar nuevas alternativas, a abrir un poco nuestros horizontes. Eso es clave en cualquier lugar. Es algo increíble, necesario e importante.

Temas de esta nota

¿Qué te genera esta noticia?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me indigna 0%
Me da tristeza 0%
Te puede interesar
Últimas noticias